Siempre he llegado tarde a las series. No soy una persona que esté muy a la última en estas cosas, pero hace unas semanas empecé a ver en mi timeline de Facebook muchos comentarios sobre una nueva serie llamada Stranger Things. Leí comentarios del rollo, “ha sido como volver a mi infancia” o “es genial desde el inicio hasta el final” o “La banda sonoro es brutal”. Eso, y el cartel de promoción de la serie a lo Super Ocho o The Goonies, hicieron que mi mente se parara por un segundo a investigar un poco sobre el tema. Quizá soy fácil de cautivar.

La nueva serie original de Netflix, dirigida por los hermanos Duffer, no viene a contarnos nada nuevo. Eso es así. Ambientada en los años 80, Stranger Things es un guiño a la era de E.T. de Spielberg. La misma era que nos trajo a un grupo de cinco niños con ganas de encontrar el tesoro perdido, el de The Goonies. Esa era, que da alguna forma, ahora echamos un poco en falta en esta sociedad. Al menos yo. Hablo de la sencillez, de la originalidad, del estar con los amigos en los momentos buenos y en los momentos más complicados. De con conformase. De saber valorar lo más importante. De estar ahí siempre, aunque las cosas vengas mal. Por desgracia ahora vivimos en una sociedad conectada a internet. Vivimos ahí, conectados con todos pero con nadie a la vez. Irónico que te diga esto en un medio digital. Lo sé.

Stranger Things es una serie buena, muy buena. Voy a ser sincero contigo lector. Yo he tardado dos días en verla y porque tenía que para a dormir. No me juzgues por ello. O sí.

Si eres amante de las series de terror o cine fantástico y encima te la ambientan en los años 80 y además te meten música como “Should I Stay or Should I Go”, “There Is A Light Never Goes Out”, “Heroes” o “Fields Of Coral”, entre otras, pues apaga y vámonos. Todo eso un mismo pack. Te engancha de principio a fin. Resulta que es verdad eso de que la banda sonora es brutal.

Yo quería traeros hoy la banda sonora original de Stranger Things, pero lo más parecido que he encontrado es esta lista de Spotify realizada por los propios usuarios. Espero que os guste tanto como a mi.