Lo oscuro de su nombre contrasta con el buen rollo y la frescura que desprende su música. Y es que a veces las apariencias engañan. Hablamos de Cannibals, una de las bandas emergentes del momento, que llegan para comerse el mundo y conseguir que la gente “disfrute de la vida con sus canciones”.

Son una auténtica fiesta sobre el escenario, con un sonido difícil de catalogar en un solo estilo pero con una notable influencia del Rey del Pop, y con un lema con el que quieren traspasar fronteras: ‘Do the cannibalism’ es su grito de guerra. Con él, invitan a exprimir la vida, bailar, comernos los unos a los otros, y amarse. “Pero de verdad”.

El grupo madrileño ha sido uno de los seleccionados por el concurso de talentos Mad Cool Talent para formar parte de la segunda edición del festival. Pero antes de subirse, el próximo 7 de julio, a alguno de los cinco escenarios que invadirán La Caja Mágica de Madrid, pasaron por el ciclo de conciertos nacido de la unión entre Mahou y Mad Cool que recorre las salas madrileñas, para ir calentando motores y preparando a los festivaleros de cara a lo que vivirán en poco más de un mes.

¿Qué ofrece Cannibals a un panorama musical tan saturado?

¡Oxígeno! Intentamos no aburrir a la gente. Que bailen y disfruten de la vida con nuestras canciones de fondo. Supongo que ofrecemos lo que somos. O lo que queremos ser. Felices.

Cannibals tiene ya un recorrido, pero os ha costado dar el salto final y presentaros de forma oficial con un disco, ¿por qué habéis tardado tanto en hacerlo o por qué dudabais?

Realmente el nombre de Cannibals sí que existía en mi inconsciente como algo que quería hacer. Pero Cannibals como lo conocemos hoy existe desde hace un año. Y cuando las piezas del puzzle encajaron, fue realmente sencillo. Todo. No hubo dudas.

¿Podéis definiros musicalmente? Es difícil catalogaros dentro de un único estilo.

Hacemos lo que nosotros llamamos Tropical Dance. Es en el fondo una devoción hacia las raíces del ser humano. A la tribu, a esos ritmos frenéticos, cantar con tus amigos una canción. Y el choque cultural con la manera de hacer música europea o americana.

¿Cuáles son vuestras influencias más directas?

Son muchísimas. Ya te digo, van desde Fela Kuti, Bob Marley, Alton Ellis, Ebo Taylor, hasta Bruno Mars o Michael Jackson.

‘Do the cannibalism’ es vuestro grito de guerra, ¿por qué hay que practicar el canibalismo?

¡Porque debemos! Porque la vida es demasiado preciosa como para no disfrutarla. No en plan estúpido, ‘carpe diem’ y todo eso. Que también. Si no con las ganas de exprimirlo todo. Todo lo bueno. Comernos los unos a los otros. Estamos contando lo que se ha contado siempre. Hay que recordarlo. Hay que amarse. De verdad. Y disfrutarlo. Y bailar.

El videoclip de ‘In toledo’ no deja indiferente, ¿os gusta la provocación o es una táctica para que se hable de Cannibals?

La provocación es un medio para un fin. Pero salió de un modo natural. No hubo una intención de ser especialmente provocativos. Simplemente cuadraba la historia. Pero es bueno ponerse la zancadilla mental de vez en cuando. Te mantiene despierto.

Escucha aquí “In Toledo” de Cannibals

Habéis ganado un concurso de talentos musicales que os llevará a participar en uno de los festivales más valorados de este país, ¿consideráis que existe un apoyo tan grande y real como parece, tanto por parte de la industria como del público, hacia las bandas emergentes?

No sabría qué es lo que pasa en otras bandas. Pero en nuestro caso el apoyo del público ha sido muy real. Muy tangible. En cada concierto se ha sentido una conexión muy especial entre la banda y el público. Y eso nos ha elevado y hecho felices. La gente está empezando a empaparse del canibalismo. La industria siempre va más lenta. Pero tampoco nos podemos quejar.

Habéis sido una de las bandas emergentes seleccionadas para subiros a uno de los escenarios de Mad Cool, ¿Cómo fue el proceso? y ¿qué se os pasó por la cabeza al recibir la noticia de que estaríais en uno de los grandes festivales de este país?

Fue una pasada. Casi más el proceso que el fin. TODO EL MUNDO que conocía nuestra música y a nosotros se volcó en votar y en hacer que otros votaran. Fue increíble. Y sentimos más que nunca al público detrás. Sentimos que querían más. Y estamos trabajando a muerte para devolverles el favor en forma de música. Y el festival, saberte dentro, fue como el primer escalón de un sueño. Va a ser genial.
Queremos que la gente que se pase flipe. Disfrute al máximo.

Tenéis un directo muy fresco, con una puesta en escena muy divertida ¿cómo planteáis el show de cara a Mad Cool?

La verdad es que nos hace muchísima ilusión poder quedar en la retina de los que nos vean. No quiero desvelar nada. Pero si diré que será algo diferente y absolutamente divertido. Aunque para ser justos, es algo que en la medida de lo posible intentamos en cada bolo. Cada persona que elije vernos se merece todo lo que podamos darle.

¿Qué esperáis de vuestro paso por y tras el festival?

De nuestro paso por el festival pretendemos que no se olviden del concierto. Que el público recuerde que Cannibals es Cannibals. Y que si caes en nuestro bolo, no lo olvides. Sólo esperamos que nuestro mensaje pueda llegar a todo el mundo que esté dispuesto a escuchar.

¿Que vuestro nombre parezca en el cartel de Mad Cool os ha abierto puertas en estos meses, desde que se anunció?

Los primeros contactos que estamos teniendo con gente a la que antes no podíamos acceder están siendo buenos. Quizás en poco tiempo pasen cosas guays. Pero ya te digo, no es nuestra preocupación. Estamos volcados en la música y los vídeos.

¿Y qué espera de ahora en adelante Cannibals?

Que más y más gente conozca el canibalismo. Que escuchen nuestra música. Queremos salir fuera, grabar un largo, más videoclips, más bailes y más gente compartiendo lo que hacemos. Eso sería perfecto.