Texto: Cristina Muñoz.

Luis González y Nacho Cano son los fundadores de Ciudad Oasis, una nueva agencia, que hará también las funciones de promotora, productora y discográfica, y que nace con el objetivo de dar apoyo y difusión a la música procedente de la escena independiente nacional. Para ser, como reza su lema, “el refugio en el asfalto” de bandas emergentes de rock, punk, garage y psicodelia.

Pero también desde Ciudad Oasis quieren devolver a la vida a las olvidadas cintas de cassette. “Queríamos hacer cosas diferentes y ahí surgió la idea. Nosotros no nos planteamos qué formato se vende más, cuál se vende menos, o si hay que impulsar un formato u otro, lo que sí tenemos claro es lo que no queremos hacer. No queremos editar discos como cualquier otra empresa, y eso va a ser nuestro sello de identidad”, subraya Luis, quien tras montar su propio blog y darse cuenta de que “escribir no era lo suyo” y lo que realmente le gustaba eran los conciertos, decidió fundar la promotora de conciertos y empresa de servicios musicales Madrindie.

Los chicos de Ciudad Oasis buscan “llamar la atención”, tal y como señala Nacho, batería de The Garage Players, y que se unió a Luis en Madrindie. “Yo, personalmente, si me compro algo de música me lo compro por la originalidad del objeto. La música es importante, pero eso ya lo tienes en plataformas, el objeto es de coleccionismo”, explica.

Y con esta idea de llamar la atención, trabajarán en la creación y producción  de ediciones limitadas de los trabajos de las bandas que representan. “Queremos dar visibilidad a los grupos de una manera original y cuidada. Todo lo que saquemos van a ser ediciones limitadas, de poca cantidad y numeradas y nunca habrá dos trabajos iguales. Cuando uno se acabe se acabó, y si en algún momento queremos reeditar algún trabajo, habrá que planteárselo como algo nuevo -apunta Luis-. Un 7”, 10” o 12”, en cassette o digital, todo dependerá de lo que nos diga el disco, qué es lo que queremos hacer con él y dónde queremos llegar. Dos discos no son iguales como dos grupos no son iguales, ¿por qué tratar a todos por igual?”.

“¿Qué mejor que un producto cuidado, único y atractivo para regalar y coleccionar?”

dibujos-con-cintas-de-cassette2

Luis y Nacho, en quienes ya confían bandas como The Garage Players, Milk It, The Bards, Kings of the Beach y Marklenders, se plantean la vuelta a las cintas de cassette como material de coleccionismo, de la misma forma que ocurre con los vinilos. “¿Qué mejor que un producto cuidado, único y atractivo para regalar y coleccionar?”, plantea Luis.

Pero, ¿volveremos a recuperar los walkmans como hemos hecho con los tocadiscos?

Duda a parte, para los que queráis conocer mejor Ciudad Oasis, no podéis perderos la ‘Fiesta del Flotador‘, un evento que reunirá en un concierto a los barceloneses Mujeres, a los canarios Texxcoco y a los madrileños The Garage Players, el próximo viernes 16 de septiembre en la sala Siroco.