Fue en la primavera de 2015, concretamente el 29 de mayo, en los estudios de Radio3. Zahara presentaba su nuevo disco Santa y unos pocos afortunados tuvimos la suerte de poder estar en la grabación de la presentación.

Recuerdo perfectamente aquel tuit de Pink House anunciando que los primeros 20 correos que entraran iban a poder asistir a la presentación de Santa. Nada más leer el tuit, yo ya había mandado el mío. Tenía muchas ganas de ver a Zahara en directo y esta era una oportunidad única. Aunque yo ya seguía la pista de esta muchacha, no había tenido la oportunidad de verla en directo nunca. Total, que una tal Ana Medina me contestó super simpática y me comunicó que había entrado en ese grupo de afortunados para asistir a la presentación del disco. Le di mis datos y las gracias, por supuesto.

La noche anterior, mi amigo Santi, con el que iba a ir, me dice que no puede acompañarme. Me entró mucha rabia. Joder, los estudios de Radio3 están en Mordor e ir solo no molaba. No podía dejar escapar la oportunidad así que escribí a otro amigo para que se viniera, claro está, tenía que dar su datos para la lista de invitados y eran ya las doce de la noche… todo apuntaba a que me tocaría ir solo, pero no. Una vez más, Ana Medina, por aquel tiempo, CM (Community Management) de Pink House, me volvió a echar un cable. A las doce y pico de la noche le mandé un mensaje a través de Facebook contándole toda la movida. A los pocos minutos me contestó súper educada y amable: “¡Buenas noches Jorge! No hay problema. Puede ir contigo. Lo único llevad el DNI del otro chico (Santi) por si os lo piden”.  Todo se solucionó en pocos minutos gracias a la eficacia de Ana.

Al día siguiente, Pelayo y yo nos presentamos en los estudios de Radio3 con muchas ganas de poder ver a Zahara, y como no, llevábamos nuestras cámaras para poder inmortalizar aquel momento. Después de pasar un buen rato fuera y esperar a que nos dejarán pasar, nos dicen en la puerta que no podemos entrar con las cámaras. HIJOS DE… No nos quedó más remedio que dejarlas en la entrada.

Llegó el momento. Entramos en el estudio y Zahara ya está en el escenario acompañada por sus músicos. De frente un grupo muy reducido de fans espera con expectación. Se apagan las luces y empieza a sonar “La Gracia”. A los cincuenta segundos se oye un “corta, corta”. Menudo fail, el sonido no se está grabando. La pobre Zahara no entiende nada, pero se lo toma con humor, porque ella no entiende la vida de otra forma. Hay que repetir la entrada. Vuelven a sonar esos redobles tan característicos de “La Gracia” y sorpresa… se vuelve a oír otra vez esa voz que grita, “corta, corta, no entra”. Zahara ya no sabe dónde meterse, pero el poco público que está con ella solo le dice cosas bonitas. A fin y al cabo estábamos en familia. Finalmente se arreglan los problemas técnicos y el concierto transcurre sin más problemas.

Fail de @zaharapop Definición gráfica.

Un vídeo publicado por Jorge ن (@jorgegordom) el

Acabado el concierto, Pelayo y yo nos quedamos esperando a que Zahara se despidiera de toda la gente que, como nosotros, habíamos asistido a la presentación de Santa. Yo, personalmente, quería darle las gracias por aquellas canciones que tantas veces nos han salvado la vida. Recuerdo a Zahara acercarse y comentar algo así como “ay, ¿tú eres el ciego”?. Os lo cuento. ¿Recordáis que no me dejaron entrar con la cámara en el estudio? Bien, pues me dejé en la funda las gafas de ver y como las gafas de sol las llevo graduadas decidí no quitármelas y disfrutar del directo en HD. Es verdad que hubo un momento del concierto en el que ella clavo su mirada en la mía. Obviamente pensó que debía de tener problemas de vista, porque ¿quién coño se pone unas gafas de sol en un sitio cerrado y con poca luz? Fue gracioso. Luego le conté la verdad y claro, se reía. También le comenté que hacía pocos días Pelayo, más amigos y yo, habíamos grabado una cover de “Lucha de Gigantes” como la que ella hizo en su día con Santi Balmes. Sé que lo vio y le gustó, bueno, o al menos algo de gracia le hizo.

Así fue cómo conocí a Zahara. Desde ese día han pasado ya muchas lunas en las cuales se han sucedido muchas cosas, como cuando me firmó el Guitalele en la Fnac de Callao.

Qué alegría mas tonta. @zaharapop

Una foto publicada por Jorge ن (@jorgegordom) el

También han sido muchas las ocasiones en las que he podido disfrutar de su voz en directo. He visto cómo ha ido creciendo poco a poco. Ahora tiene su propia sección en Likes. Tiene más de cincuenta mil seguidores en Twitter. La hemos visto cabreándose en sitios. Hemos visto como alquiló un local en Sevilla para poder ofrecer un concierto que no puedo dar en el festival InterEstelar a causa del mal tiempo. Se ha casado, señores, ¡Zahara se ha casado! Podríamos pensar que ya lo hemos visto todo pero sería estar equivocados. Ahora Santa llega a su final y La Riviera es el escenario elegido para cerrar este ciclo. El próximo 24 de noviembre Zahara se va a despedir de este disco que tanto le ha dado a ella y a nosotros. Y yo no quiero perdérmelo. Tengo que estar, tengo que despedirme de Santa.

¡Gracias!