Texto: José Antonio Gil

Si algún adjetivo puede definir a Dardem ese es el de honesto. La banda sevillana, afincada en Madrid, son fieles y leales a la música que hacen y su manera de entenderla. Precisamente por eso se encuentran en uno de los mejores momentos de su carrera. Acaban de sacar un nuevo disco, “La Brecha”, por supuesto que autofinanciado y sacado con mucho trabajo y horas en el estudio de grabación, siempre compaginadas con otras ocupaciones. Este álbum es para ellos el mejor de su carrera, sin desmerecer a “Nada” e “Inerte”. La razón es bien sencilla, con la ayuda de sus productores han logrado potenciar sus puntos fuertes, aquellos que le hacen diferentes y que le den esa seña de identidad para así poder llegar al público y que este disco sea el que más conmueve y genera sentimientos entre quienes lo escuchan.

Por suerte, Pepe Rodríguez nos busca un hueco para atendernos y contarnos todas las impresiones de este disco y acercarnos, de una manera más íntima, el encanto y la personalidad de Dardem. No es tarea sencilla porque los andaluces se encuentran sumergidos en un año lleno de conciertos, festivales y actuaciones. Desde su participación en el Sonorama Ribera hasta recorrer casi todos los puntos de la geografía española.

Pregunta: ¿Qué caracteriza a vuestro último trabajo, “La Brecha”?

Respuesta: Creemos que lo que más condicionó el resultado de “La Brecha” fue la manera en cómo se trabajó desde un principio.

Normalmente en Dardem siempre hemos sido muy “músicos”, muy metódicos,  en el sentido de que las maquetas de los proyectos en los que trabajábamos eran muy sofisticadas. Esta vez, y muy a petición de los productores, Manuel Colmenero y Javier Carretero, empezamos a trabajar solo a guitarra y voz de manera de que la letra, la melodía y la armonía del tema fueran los únicos elementos que pudieran diferenciarlos de otros.

Con eso, sin querer, se consiguió un ejercicio de minimalismo, de simplificación, y la emoción que siempre predomina cuando creas una canción quedaron mucho más a la vista.

En vez de ser una banda que convencíamos como anteriormente los otros dos trabajos, “Nada” e “Inerte”,  pasamos a ser una banda que conmovíamos porque “La Brecha” es un disco conmovedor. Hemos ido a la médula, a lo nuclear.

Pregunta: ¿Hasta qué punto llega la autosatisfacción en la banda tras lanzar al mercado un disco tan personal y que habéis trabajado tanto, desde las letras y música, hasta prácticamente la producción?

Respuesta: Recuerdo perfectamente la sensación cuando quedamos por primera vez todos juntos y los productores, Manuel Colmenero y Javier Carretero, en  los estudios Sonobox y se cerraron las puertas.

Empezó la grabación que duró tres meses, por fin estábamos metidos en “La Brecha”.

Hemos de decir que sentíamos durante todo el proceso de grabación que era algo mágico, algo que nos marcaría a todos para resto de nuestras vidas. Y podemos decir, sin ninguna boca pequeña que es lo mejor que hemos hecho hasta la fecha, que ha salido exactamente como queríamos.

Pregunta: ¿Cuando un disco está tan trabajado y es tan personal, se podría decir que os mostráis más desnudos al público como banda?

Respuesta: Sí. Con “La Brecha” nos mostramos tal y cual ha sido el resultado. Hemos trabajado mucho para hacer un ejercicio de reducción y sobre todo, y yo creo que esta es la palabra clave, hemos sido honestos con nosotros mismos.

Hemos sabido aceptar nuestros límites y potenciar lo que realmente nos hace diferentes sin importar cual sea la opinión o la reacción, hemos sido, en primera y última instancia, fieles a nosotros mismos.

Pregunta: A vosotros siempre os han influido mucho los libros de Isaac Asimov, H.P. Lovecraft y Philip K.Dick. ¿Cómo y de qué manera quedan reflejados estos autores en vuestra música?

Respuesta: Estas influencias de las que hablas son más patentes en este último trabajo “La Brecha” que en los anteriores, aunque es verdad que son muy tangenciales y vengan más de la mano del cine que de la literatura.

Quizá en el caso sea más evidente sea en la canción “Origami” que es nuestra particular versión en cuatro por cuatro de una de nuestras películas favoritas que es “Blade Runner” basada en una de las novelas de Dick. También es verdad que el caso de Asimov es forzar demasiado la máquina, aunque hay referencias espaciales durante todo el álbum que vienen más de la mano de la física cuántica que de sus trabajos. Y en el caso de Lovecraft lo más parecido sea “Raíz” que tiene una letra y una melodía que se podría tildar de oscura y algo gótica pero, repito, seguiríamos forzando la máquina al decir esto.

entrevista-2-dardem-la-brecha-musica-ilustrada-agosto-2016

Pregunta: En cuanto a la música, ¿cuál ha sido la que os ha influido directamente a vosotros? ¿Qué canciones y grupos escucháis, por ejemplo, cuando estáis en la carretera camino de una ciudad para tocar?

Respuesta: Afortunadamente en la banda hay cuatro personas muy diferentes y que han podido desarrollar, cada uno por separado, un gusto muy concreto por un determinado tipo de música, y en la música de Dardem existan influencias, por supuesto de todas ellas, empezando por mí mismo, que soy responsable de la parte electrónica, grupos como los “Depeche Mode” o “Nine inches Nails”.

Raúl, guitarrista, por ejemplo tiene un gusto más por la psicodelia y el blues, con grupos como “Pink Floyd” “Led Zeppelin”.

Joe, bajista, es el hombre más Funky del grupo y le gusta escuchar “Incubus” o “Red Hot Chilli Pepper”.

También está Peter, baterista, que es el más fusionero de la banda y le gusta escuchar algo más de jazz como “Miles Davis” “Jojo Mayer”.

Sin embargo, hemos podido compaginar todas esas influencias en un sonido muy concreto y único.

Pregunta: Y para ti, ¿cuál fue el primer grupo que de verdad te dejó marcado? ¿Y el primer disco que compraste?

Respuesta: He de decir, en honor a la verdad y como teclista y artífice del lado más electrónico de Dardem, que el primer gurú, el primer artista que me dejó absolutamente marcado, y por el que me sumergí en la música, estamos hablando de cuando tenía 11 años, fue “Jean Michel Jarre” y el disco fue “Images”.

Pero si me preguntas por bandas, he de decir que la primera banda que me dejó absolutamente flipado fueron los U2 concretamente con el “Achtung Baby”, aún recuerdo la cantidad de sensaciones que me provocaba escuchar “Until the end of the world” con esos mapas de guitarra están elaborados y esa producción que me parecía de otro planeta. Un absoluto viaje.

Pregunta: Siempre hacéis mucha referencia y alusiones a la realidad y a la ficción, ¿cómo lo entendéis vosotros?

Respuesta: La música de Dardem tiene un porcentaje muy alto de evocación, de elementos cinematográficos que aluden a algo onírico, en las letras pasa exactamente igual.

No buscamos ser explícitos con el significado de las letras. Creemos fielmente en que el público ha de tener la última palabra y nos esforzamos para ello, de manera que dejamos parte del mensaje abierto, por así decir, y eso ayuda que el público haga suya esa parte de contenido que tal vez pueda no estar tan clara como en otro tipo de música u otras bandas.

Pregunta: ¿Cuál es vuestro principal objetivo a la hora de componer y arreglar una canción? ¿Qué llegue a la gente y se emocione o le transmita, o qué vosotros estéis satisfechos y mostréis vuestra personalidad?

Respuesta: A veces, ponerte en el lugar del público es inevitable cuando compones, pero creo que es un trabajo y una posición muy incómoda para alguien que está creando, y esa labor, es propia de productores. Porque cuando se crea tienes que ser pura decisión, probar muchas cosas, no tener miedo a desandar el camino y tampoco a tomar decisiones que a priori pudieran parecer equivocadas porque te pueden llevar a otro sitio. La creación nunca es un proceso lineal.

Creo que el ponerse en el lugar de público para el músico y compositor es un lastre, uno debe de ser fiel a uno mismo, honesto con lo que siente. Lo mueves pase lo que pase, porque el público siempre tiene la última palabra sea cual sea el proceso y el resultado.

Pregunta: ¿Cómo consideráis que está el panorama musical? ¿Tan difícil es vivir de la música y sacar discos como dicen?

Respuesta: Lamentablemente sigue siendo una proeza mayúscula el sacar un disco y vivir de la música en nuestro querido país. Ya lo es vivir y trabajar de lo que sea. Las discográficas no ayudan, más bien desayudan a sacar un disco y dada la coyuntura socioeconómica en la que se dice que “no hay dinero” pero, en mi opinión, es que éstas invierten desastrosamente mal.

Por otro lado,  lo mal acostumbrado que estábamos hasta hace muy poco tiempo, a tener cualquier grupo gratis en la plaza de cualquier pueblo, esto hace que no haya una demanda sana para la música tal y como funciona actualmente en nuestro país.

En nuestro caso hemos tenido que autofinanciarnos siempre y buscar apoyos de diferentes campos para poder hacer que éste álbum, “La Brecha”, viera la luz.

Pregunta: ¿El actual disco es un trabajo preparado para darle mucho bombo en directo y que suene muy bien?

Respuesta: Sí. Anteriormente los trabajos de Dardem eran poseedores de un artificio muy potente, una complejidad, en cuanto a arreglos y música se refiere, que daba como resultado unas texturas densas, atmosféricas, que hacían que la escucha fuera más cerebral que emotiva, justo al contrario de lo que ocurre siempre en nuestros directos que son muy potentes y emotivos.

En las giras de estos discos, cuando se llevaban al directo, la reacción del público era inmediatamente manifestar que el directo era más atronador, más potente y contundente que las grabaciones.

Pregunta: Son muchas las citas que tenéis marcadas en el calendario, visitando las principales ciudades de España y en grandes festivales como el Sonorama. ¿Dónde estáis más a gusto tocando?

Respuesta: Llevamos ya algunos kilómetros esta temporada y lo que viene parece que será aún más exigente porque en noviembre nos lanzaremos a presentar “La Brecha” en salas de toda la península.

Los Dardem siempre disfrutamos de poder tocar en público, de tener ese contacto directo y frontal para el que tantas horas hemos pasado en el local de ensayo. Nos encanta el directo, es nuestro estado natural, somos animales de escenario, por así decirlo.

Tocar en festivales te da la oportunidad de encontrarte con  un público que, a priori, no tendría porque conocerte y eso es una verdadera suerte. Aunque también es verdad que el hecho de compartir equipo e instalaciones con otras bandas tan diferentes hace que tengas que ser más resolutivo y no tan detallista. Cuando hacemos un concierto nosotros solos dominas factores más íntimos del espectáculo.

Pregunta: ¿Sois un grupo de recintos grandes y con mucha gente o pequeños y muy personales?

Respuesta: La verdad es que Dardem es una banda que sabe aprovechar los espacios.

Hay mucho de espacio en nuestra música, que a veces ha sido tildada de evocadora, atmosférica y cinematográfica, eso la hace ser heterogénea dentro de nuestro estilo, que se ha convertido en marca de la casa. Aunamos rock, electrónica y letras cuidadas con melodías emotivas.

También, por las giras que hemos hecho todo este tiempo que llevamos dando guerra, algunas de ellas internacionales, hemos disfrutado igualmente de espacios abiertos y de lugares íntimos.

El público también se comporta y percibe la música de diferentes maneras según el espacio, no es lo mismo estar sentado que de pie dando saltos. Yo creo que una música como la que hace Dardem se puede sentir y disfrutar en muchos sitios pero es verdad que si hay espacio para que los decibelios circulen libremente, mejor.