La verdad es que ha pasado ya un mes desde que Mad Cool abriera sus puertas y aún sigo emocionando con lo que allí viví durante tres días seguidos. Y es que, desde que Fernando Navarro anunciara allá por el mes de enero que Neil Young venía para ser la cabeza de cartel de un nuevo macrofestival, en la capital fuimos muchos los que nos pusimos nerviosos. Volvía uno de los grandes.

Ir a festivales me flipa. Ver a tanta gente que disfruta y vive la música como yo, es un pasote. Pero si además puedes ir con acreditación de prensa, eso ya hace que sea más especial. Al menos para mí. Era la primera vez desde que nació Música Ilustrada que iba como acreditado. La experiencia fue excitante, muy bonita y algo cansada.

Recuerdo llegar a las instalaciones de la Caja Mágica y estar más perdido que Juanes en el Arenal Sound. Sí, había pocas señalizaciones sobre dónde encontrar algunos sitios. Es más, encontré antes la zona de Artistas que la de Prensa, pero menos mal que por allí me encontré con algunas caras conocidas, como las de Nina y Paco, de Morgan, con quienes pude intercambiar algunas palabras. Ellos, como yo, también estaban algo nerviosos y emocionados. Esa misma tarde, después de su concierto, iban a ver a The Who.

A mí, y siendo sinceros, me hacía la misma ilusión verlos a ellos en el escenario y disfrutarlos en directo que ver dos horas más tarde a Roger y los suyos. Quizá sea porque sigo desde hace un tiempo los movimientos de estos chicos y he visto desde cerca lo duro que han trabajado para llegar hasta North, su primer álbum. Verlos en aquel festival era el premio a muchos años de trabajo.

morgan-musica-ilustrada-2016

DENTRO DEL FOSO

Hace tiempo que sigo a ciertas personas por las redes sociales que hacen fotografías de conciertos. Una de las que más me gustan a mi es Wilma Lorenzo. Me gusta el ojo que tiene. Cuando te sumerges un poco en este mundillo las imágenes que te encuentras son bastantes típicas y parecidas, pero Wilma tiene un punto de vista que a mi me encanta. Un visión nueva, rompedora y frágil. Es la sensibilidad tras el objetivo. Como dice la canción, soy fan de ti.

Teniendo acreditación de prensa aproveché para ir con mi máquina, una Canon 700D. Los objetivos que llevé, que son los que tengo, fueron un 50mm fijo y un 18-200mm. Vamos, que era la mofa si los comparabas con lo que allí usaban mis compañeros de prensa. Pero me eran útiles para poder realizar mi trabajo.

Fotos a The Who

Recuerdo que me “colé” media hora antes en el foso del escenario principal donde iban a tocar The Who. Fue sin querer. No sabía dónde estaba el acceso al foso y pregunté a uno de los muchachos que vigilaban el pasillo central, que iba desde el escenario hasta la zona facilitada para las cámaras de televisión. Me dejó pasar y allí me planté. En primera línea.

Ver a The Who a sólo tres metros de distancia y además poder hacerles fotos es algo que jamás olvidaré en mi vida. Aquellas imágenes se han quedado archivadas para siempre en mi cabeza.

the-who-musica-ilustrada-2016

Fotos a Vetusta

Jugar con la distancia y heredar su soledad. Creo que a día de hoy mi mente sigue en la explanada de la Caja Mágica viendo a Vetusta Morla.

Estando en el foso, me acordé de lo que pienso sobre las fotos de los conciertos, comentado anteriormente, y me propuse intentar hacer fotos bonitas y distintas. No sé si llegué a conseguirlo.

Aquí os dejos algunas de las fotos que hice de la primera jornada en el Mad Cool Festival 2016

EL CAOS DE LA PRIMERA VEZ

Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad. Y todo gran festival trae consigo varios puntos a mejorar. Es así. Inevitable, pero a la vez necesario para saber en que puntos hay que hacerse fuertes de cara a futuras ediciones.

Dinero dentro del recinto

Esta primera edición del Mad Cool aparte de traer un estupendo cartel, también venía con una nueva forma de pago. La pulsera. A ver, yo, que en aquellos días andaba canino de pasta, no la usé hasta casi el último día, pero por lo que pude ver y comentar con algunos amigos, la pulsera daba fallos el primer día. Supongo que si se hace este tipo de cosas es porque facilita el proceso de compras y todo ese rollo, pero en mi humilde opinión, donde se pueda pagar en efectivo o tarjeta que se quite el resto de pijadas. Me da lo mismo pagar 3 tokens por una cerveza que 5€. Te dejas el mismo dinero. No sé, seamos prácticos, amigos de los festivales.

Ubicación y transporte

La Caja Mágica fue el lugar elegido para celebrar esta primera edición del festival. Un recinto muy amplio la verdad y que creo, estuvo muy bien aprovechado.

Hacer un apunte sobre los escenarios cubiertos. Con aforo limitado, fue inevitable que el primer día se produjeran embotellamientos. Gente que sale y entra. Agobiaba un poco, la verdad, pero se arregló pronto y ya el viernes y el sábado se puedo acceder y salir de los escenarios sin problemas.

En cuanto al transporte, poco puedo opinar. Todo depende de a qué hora se fuera uno de allí. Había momentos en el que lo autobuses funcionaban muy bien y otras horas en las que era algo lento.

El servicio de taxis se notó bastante. Quizá

Sensaciones

Para mí, Mad Cool Festival aprobó con nota en su primera edición. Este festival tiene mucho potencial y es consciente de ello. Las 102.647 personas que asistieron en su primera edición dan fe de esto.

#LARGAVIDAALMADCOOL