Texto: Jorge Gordo

La palabra descanso no está muy presente este año en la agenda de Carlos Sadness. Y es que no hay nada más que ver todas las fechas que ha cerrado el cantante catalan; 37 hasta el momento. 

La Idea Salvaje (2015) es su último trabajo y ya se ha dejado ver por toda la geografía española. Ciudades como Madrid, Donosti, Gandía, Barcelona, Madrid (otra vez), Zaragoza, Albacete, Elche, Salamanca, Valencia, Sevilla, Torrijos y Mallorca entre otras, colgaron el cartel de SOLDOUT. Cierto es que Carlos no suele tocar en salas muy grandes, la idea de que los conciertos sean más íntimos tiene la culpa. O quizá me equivoque, porque cada vez que lo veo en un festival, lo revienta. Da igual, al cantante de la melena larga le gusta estar cerca de su público y contagiarse de esa felicidad y esa energía que sus fans tanto demuestran en cada concierto.

Ahora en verano, en plena época festivalera, Carlos tampoco levanta el pie del acelerador. Con Houdini bajo el brazo y esa sonrisa que tanto le caracteriza nos recibe en el Aspesuena. El calor aprieta y buscamos un rincón donde poder refugiarnos y empezar con nuestra batería de preguntas. No sin antes refrescarnos con una bebida espiritual.

Música Ilustrada: Después de un año y medio de gira con La Idea Salvaje, podríamos decir que este disco ha cumplido las expectativas notablemente. Te ha llevado a viajar a muchas ciudades, incluso a salir de España. ¿Cual crees que ha sido la clave del éxito?

Carlos Sadness: Creo que no puede haber solo una clave, tampoco quiero precipitarme a llamar éxito a algo que aún está en desarrollo, pero la verdad es que sí está siendo emocionante y gratificante recibir esa sensación de éxito. Yo creo en la naturalidad por encima de todo, creo que es una de las bases del carisma, aunque hay gente que quizás no conecta con tu naturalidad y eso no debe hacerte cambiar, si no asumir que tener personalidad significa quedar fuera del gusto de mucha gente. Si no te da miedo eso, creo que ya tienes una de las claves.

MI: En apenas unos días toca hacer la maleta para cruzar el charco. Con tres fechas ya cerradas en Méxido DF, tiene que ser un autentico lujo poder llevar tu música tan lejos. El público mexicano llevaba tiempo pidiéndolo, ¿menuda responsabilidad, no?

CS: Pues sí, aunque siento responsabilidad con todo lo que hago, pero esto de México es especial, es el principio de una carrera allí. Ha sido uno de mis sueños, siempre, tocar en Lunario, ahora voy por primera vez y tocaré tres veces, será para asumir que es real y no un sueño o algo así. La entrada ha sido buenísima, no puedo ni imaginarme lo que va a pasar con México en un futuro.

MI: Muchos artistas comentan que hay gran diferencia entre el público español y el de Sudamérica. ¿Esto es cierto? ¿En qué se basan esas diferencias?

CS: Esta pregunta te la responderé mejor dentro de unos meses (risas), pero desde fuera, me da la sensación de que son mucho más abiertos y existe mucho menos “postureo”, y lamento usar esa palabra tan odiosa, pero en España se critica enseguida a lo que funciona masivamente, siempre se le buscan los tres pies al gato salvo en contadas excepciones, con grupos que han tardado más de 10 años en funcionar. Parece que exigimos sangre y sudor a las carreras de los artistas, cuando nos debería alegrar que haya gente con menos de 30 años petándolo. Creo que los mexicanos pasan de todo eso, les gusta lo que hace un artista y punto, a muerte con él, porque creen en los artistas por encima de muchos prejuicios.

MI: Meses atrás pudimos obsequiarte con una de nuestras ilustraciones. Quien te sigue desde hace tiempo y te conoce sabe que también te gusta eso de coger lápiz y papel y plasmar tus ideas. Es más, en algunas ocasiones hemos podido observar que algunos de los carteles de promoción y conciertos de tus giras llevan tu propio sello. ¿De dónde nace esta pasión?

CS: Desde que tengo uso de razón dibujo, me gusta, me relaja, hace que me encuentre. Es parecido a la música, pero sin festivales y un poco menos estresante.

carlos-sadness-ilustracion

MI: Tu música ha hecho que recorras muchos kilómetros y por supuesto has coincidido con muchos artistas, artistas que ya pueden considerase amigos. Es una de las cosas buenas que tiene esta industria. Ya hemos podido oír colaboraciones con Santi Balmes, Zahara o Iván Ferreiro entre otros. ¿Cómo es trabajar con artistas de tanta talla? ¿Recuerdas algunas manías o anécdotas que puedas contarnos? Habrás aprendido muchas cosas.

CS: Lo de Ferreiro fue una sorpresa que me montó mi colega Sergio Sastre, él fue quien le lió, porque sabía que yo le admiro y le sigo desde adolescente. Cuando escuché su voz en mi canción no me lo podía creer. Todas las colaboraciones son bonitas, es algo mágico, me encanta, ojalá haga muchas más en un futuro. En cuanto a las manías… creo que quiero seguir haciendo colaboraciones así que me las voy a guardar, jajaja. Ahora en serio. No me viene nada a la cabeza que me resultara curioso. 

MI: Hemos hablado del pasado y del presente de La Idea Salvaje, pero, ¿Dónde se ve Carlos Sadness dentro de dos años? ¿Qué planes hay para el futuro?

CS: Dentro de dos años espero estar con otro disco, además del libro que sacaré este año, no puedo parar de currar, no sé qué me pasa, igual un día exploto.

MI: Ahora que lo mencionas… No solo estás centrado en proyectos musicales porque también estás pensando en publicar un libro.  En él has dedicado mucho tiempo, como hemos visto en redes sociales. ¿Que nos vamos a encontrar?

CS: Mucha ilusión y mucho curro, se llamará Anatomías Íntimas y saldrá a principios de noviembre, no puedo contarte mucho más, porque sería hacer spoilers, pero es mi guinda para el 2016.

MI: Me parece correcto, jaja. Bueno volviendo a la música Carlos, ¿cuál es el artista al que tienes gran admiración desde siempre y el que más te ha impresionado ver en persona?

CS: Manolo García, no me preguntes por qué. Me cago cuando lo veo.

MI: Antes comentábamos algunas de las manias que tienen algunos de los músicos con los que has colaborado, bueno, lo hemos intentado. ¿Tiene Carlos Sadness alguna manía para antes de un bolo? ¿Como vives los momentos previos a los conciertos?

CS: Yo soy una persona bastante tranquila y no estoy nervioso antes de los conciertos, ni tengo rituales ni manías, a veces hago jugar a los músicos a adivinar números que pensamos, para ver si estamos conectados, generalmente acertamos bastante cuando de mejor rollo estamos, es algo bastante curioso.

MI: Sinceramente, me encanta escuchar tu versión de Groenlandia (Los Zombies) porque además de estar muy conseguida, mostrando tu personalidad, siempre es bueno ver como los grupos actuales se acuerdan de aquellos con los que crecimos y nos regalaron canciones imborrables.

CS: Me alegro de que lo veas así, porque hacer versiones es delicado, siempre hay gente que se ofende. Yo nunca creí que sería fan de hacer versiones. Cuando monté mi primer grupo, odiaba hacerlas, quería siempre hacer mis propias canciones, pero con el tiempo he sentido la necesidad de volver mías algunas frases, algunas melodías, y Groenlandia merecía ser resucitada, si es que alguna vez estuvo un poco muerta, que lo dudo.

MI: Es cierto eso de que a veces necesitamos hacer nuestras algunas canciones. Quizá sea porque somos la música que escuchamos. ¿Qué grupos o artistas escucha Carlos Sadness? ¿Te ayudan a definir tu música? ¿Que nos recomiendas escuchar?

CS: Oigo de todo independientemente a la música que hago, mucho folk americano de todas las épocas, pero también cosas de trap, no tengo prejuicios, estos días estaba con el último de Band of Horses, pero también con Fuego.

MI: Después de tantos kilómetros, bailes sofocantes, acordes de idas y venidas y flamencos rosados, ¿qué hace Carlos Sadness para relajarse?

CS: Duermo millones de horas y como muchísima sandía. Si puedo, me voy a la montaña a ver a mis padres, a escuchar rugir el viento y abrazar las cosas sencillas.

MI: Un buen consejo el de abrazar las cosas sencillas. Me encantaría poder hablar más detenidamente sobre el tema. Es una pena porque la verdad es que se nos acaba el tiempo y llegamos a las últimas balas. Bueno, piensa rápido.

– Un libro: Me importa un comino el rey pepino.

– Un disco: El último de Band of Horses, se me ha olvidado el título ahora.

– Una película: El otro día vi room, mola.

– Un grupo/artista: Klimt.

– Comida favorita: Pizza de nutella.

– Color preferido: Oscuro.