La música, además de amansar a las fieras, a veces también sirve para ayudar. Y eso es lo que promueve el festival solidario Be Water, organizado por la agencia de Management & Booking High Fidelity, por la ONG Be Water, y patrocinado por Alain Afflelou, que celebrará su segunda edición el próximo sábado 10 de junio en la Sala Caracol de Madrid y donde se darán cita grupos como Capitán Cobarde, Mamita Papaya o Paul Panés (además de alguna que otra sorpresa), con el objetivo de recaudar dinero de abastecer de agua algunas de las zonas más desfavorecidas de África. Y por supuesto, pasar una gran noche llena de muy buena y variada música.

Así, tras conseguir, con la primera edición, recaudar la cuantía necesaria para llevar a cabo la construcción de un pozo en Camerún con el que garantizar el acceso al agua potable a las familias y niños de la zona. Este año Be Water vuelve a reunir a los melómanos madrileños y vuelve a repetir iniciativa, pero en esta ocasión el dinero obtenido de las entradas del concierto se destinará a dos nuevos proyectos que se pondrán en marcha a principios de 2018, de la mano también de la ONG Tatu Poject.

Por un lado, se llevará a cabo la creación de un aljibe en Marruecos, en un pueblo del Valle de Tessaout en el Alto Atlas, que dará agua potable a más de 500 personas, y que cuenta también con la colaboración de la Fundación Geoda. Al tiempo que en Tanzania se establecerá un pozo de agua con bomba electrosumergible y paneles solares, que abastecerá a más de 100 personas.

El acceso al agua potable es todavía un derecho restringido que afecta a alrededor del 50 por ciento de la población africana. Pueblos donde el agua es un recurso escaso, donde muchas veces se ven obligados al consumo de agua contaminada, lo que provoca enfermedades como la diarrea, que se ha convertido en la segunda causa de muerte entre los niños menores de cinco años de estas zonas afectadas, según los datos publicados por la ONU en marzo de este año. Pues casi dos millones de niños se encuentran en peligro de sufrir enfermedades diarreicas.

Las entradas se pueden adquirir por 10 euros de manera anticipada a través de Wegow, o por 12 euros en taquilla. Una cantidad con la que, además de contribuir a una buena y necesaria causa como es el abastecimiento de agua potable en algunas de las zonas más necesitadas de África, también permitirá disfrutar de las canciones del último disco de Capitán Cobarde, publicado hace tan solo unos meses. Así como los nuevos temas incluidos en el primer disco de Mamita Papaya y los nuevos cortes de Paul Panés con su nueva formación.