Granada entera lo estaba esperando, y es que parece que los nazaríes no nos conformamos con tener uno de los festivales con más tirón de España. Nosotros siempre queremos más y, dándole vueltas y vueltas a la cabeza, por fin llegó la primera edición de En Órbita, un festival que comienza como todos: con ganas, fuerza y algunos desajustes de organización. Maga, Full, Izal, Niños Mutantes, Carlos Sadness, Dorian o Ángel Stanich esbozaban un cartel que se adivinaba demoledor.

La ubicación del concierto en la Plaza de Toros de Granada, junto con el sofocante calor de la tarde, nos hizo sudar más de lo que quisimos. Tampoco ayudó la salida a la escena de Carlos Sadness, que nos electrizó y nos hizo saltar por los aires. Tenía tan solo 45 minutos para actuar, pero le sobraron para poner a toda la plaza en pie. “Nunca pensé que disfrutaría así en un lugar que me repugna tanto”. Sus palabras trajeron consigo una tremenda ovación. Es curioso ver cómo, por unos segundos, pudimos manifestar nuestra repulsa a la tauromaquia dentro del mismo escenario donde esta tiene lugar.

sadness-en-orbita-musica-ilustrada

La gente iba llegando de todas partes de andalucía y comunidades aledañas para ver a sus grupos favoritos. También desde tierras sevillanas, de donde vinieron los chicos de Full y Maga. Del concierto de Full puedo concluir que se están ganando a pulso un hueco entre los grandes, ofreciendo en su directo una energía total que les da cierto aura de estrellas del Rock. Respecto a Maga, que con tantos años de carrera y una música tan profunda, la gente debería apreciarlos bastante más. Los vi tocar desde detrás del escenario, donde tuve una larga conversación con la dirección del Granada Sound, Arenal Sound y Viña Rock. El ambiente era de lo más familiar y pude entablar conversación con Juan Alberto de Niños Mutantes, Marc Gili de Dorian, Carlos Sadness, Miguel Rivera de Maga y Ángel Stanich. Cuando te dedicas al gremio de la canción desde abajo, como es mi caso, y de repente te encuentras entre todos estos artistas, hablando de música con ellos como si fueras uno más, te sientes diminuto y emocionado. Son personas a las que escuchas día a día y, de una oportunidad así, buscas sacar el máximo jugo, aprender todo lo que puedas de sus experiencias y ponerlo en práctica con la esperanza, siempre en el aire, de llegar a ser como ellos algún día.

Stanich encontró algunos problemas de sonido durante su actuación, pero fue uno de los grandes artistas de la tarde. Hablamos de su relación con Arizona Baby y del próximo concierto que dará por nuestras tierras en Septiembre, en el Granada Sound.

maga-en-orbita-musica-ilustrada

Desde la grada de la zona VIP vi junto a mi chica a Niños Mutantes que no dejaron de incluir en su repertorio canciones como Hermana Mía, Náufragos o Errante.

Sorpresa para nosotros fue cuando al mirar a la izquierda vimos sentado al buen caballero de largo cabello. Sí, allí al lado estaba Carlos Sadness. Antes de que una horda de fans embravecidos se abalanzara sobre él, estuvimos bastante tranquilos cantando juntos los estribillos de los Mutantes.

Y al fin llegó Izal.

Todas mis palabras son siempre pocas para describir sus directos, porque en verdad son indescriptibles. Es una experiencia que hay que vivir: dejar que sus canciones te atraviesen el pecho, pisar los pies de toda la gente a tu alrededor saltando en Asuntos Delicados, cantar Magia y Efectos Especiales a centímetros de la boca de esa persona especial o engancharte a tus amigos y hacer coreografías estrambóticas en El Baile. Es todo color, todo pasión, todo música, que es lo importante.

Ya con el cuerpo cansado por todas las horas de movimiento, volvimos al graderío para ver a Dorian. Y fue precioso contemplar los juegos de los efectos de luces, las personas saltando con los estribillos fáciles…

Cerramos la noche en un karaoke, para rematar la faena. El festival en sí fue inolvidable, más allá de los (pocos) problemas de organización.

Esperemos que el año que viene podamos asistir a una segunda edición y que Granada siga creciendo en esta dirección porque ya se empieza a oler la llegada de una nueva época de bonanza para la música en esta ciudad. Y hacía mucha falta.

NOTA: NOTABLE 7/10

Foto portada vía: EnOrbita vía: J.M.Grimaldi.Fotografo