Si me preguntan por MClan puedo decir que la voz de Carlos Tarque debió atraparme para siempre durante un verano, aquel en el que empezó a sonar la versión que los murcianos hicieron del tema ‘Serenade’ de la Steve Miller Band, ‘Llamando a la tierra’. Y añadir, que escuchar ‘Quédate a dormir’ en directo es, probablemente y sin ningún tipo de discusión, la mejor sensación del mundo.

Ahora, 23 años después de su nacimiento, MClan, con Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez, se muestran al desnudo y ‘Desarmados’ en una gira acústica -que pudimos vivir este jueves en una presentación en Madrid- con la que recorrerán los escenarios de media España, de la mano de Mahou. Y puedo asegurar, que ‘Quédate a dormir’, así sin nada más que voz y guitarra, suena aún mejor.

Podemos pensar, sin equivocarnos, que la voz de Tarque no necesita ningún acompañamiento más. Y esta gira es la reafirmación. No veremos a Tarque, cual torbellino, recorrer el escenario de un lado a otro, ni pegar saltos subido a los altavoces. Vamos a disfrutar de una banda que, sin dejar su gesto rockero, se vuelve algo más íntima.

Y es que, Tarque y Ruipérez En esta gira, tan solo se bastan – sentados sobre unas sillas y con luces tenues- de guitarra, armónica, una pandereta y un cajón. Un cajón que, bajo las manos del vocalista, hace de ‘Llamando a la tierra’ algo jodidamente maravilloso.

IMG_5576Pocos artificios que no enmascaran la voz rasgada de Tarque y que permiten saborear los temas con un sonido al que nos tienen poco acostumbrados.

Sí, conocemos de sobra las canciones de MClan. Podemos enumerarlas, ordenarlas por año y disco e incluso recordarlas en conciertos pasados. Pero ‘Desarmados’ es otro rollo, es mucho más, es quedarte atrapado e inmóvil mientras escuchas ‘Roto por dentro’, y unos temas después cantar a voz en grito ‘Carolina’. Y es que, ya se sabe, al final “siempre aparece Carolina con algún tipo de interés”. En este caso apareció para ponernos a todos a dar saltos, e incluso arrancar a Tarque de la silla, en una noche perfecta.

Bueno, perfecta para algunos. Para los que queríamos disfrutar de uno de los mejores grupos de rock que tiene este país, pudiendo escucharles en acústico, como nunca antes. Pero no todos estaban allí por MClan, tampoco puedo decir con seguridad por qué estaban, lo que quedó claro es que no era donde querían, ni deberían haber estado.

Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez se merecían como mínimo respeto, ser escuchados y sentir que la gente disfrutaba de ellos.  Pero dudo mucho que, al menos durante las primeras canciones, fuese así. Un ruido de fondo invadía la sala y hacía incomodar al vocalista. Carlos lo dejó claro en varias ocasiones, mientras pedía silencio, sin ningún efecto. En uno de sus últimos intentos, ya con el gesto algo torcido, Tarque insistió en que dejaran las conversaciones y se relajaran, añadiendo un “si no han tomado demasiados estupefacientes”. Unas palabras que consiguieron atraer la atención de todos y que empezara a reinar el silencio.

Tras estos momentos tensos y algo incómodos, en los que muchos temimos porque abandonaran el escenario (no sin razón), Tarque y Ruipérez empezaron a relajarse, intercambiando gestos de aprobación hacia un público, un tanto desagradecido y maleducado, pero que finalmente habían conseguido amansar.

‘Desarmados’ comienza oficialmente hoy, 1 de abril, en Madrid. Y recorrerá un total de 14 ciudades interpretando, de una forma muy especial, temas de sus primeros discos -algunos incluso hacía años que no tocaban, según recordó anoche Tarque- y de los más nuevos.