Detroit no es sólo una ciudad fantasma, también es el título de lo nuevo de Miss Caffeina. Un disco que evoca a la desolación de la ciudad de la Motown, haciendo un paralelismo con el apagón del grupo tras su última gira.

Este álbum es un proceso de cambio, de resurgir, de levantarse y volver a empezar con más fuerza que nunca. Y así lo reflejan las canciones que componen ‘Detroit’, el último disco de la banda, con el que regresan tras un año de parón.

Han vuelto con temas cargados de letras potentes, estribillos pegadizos y ritmos bailables. De esos que no puedes sacarte de la cabeza ni dejar de tararear. Con los que se te van los pies y te dan ganas de convertir cualquier lugar en una pista de baile.

Sí, lo nuevo de Miss Caffeina engancha. Y con ello, además, quieren alejarse de la etiqueta de grupo ‘indie’ que se ganaron con sus primeros trabajos. Lo hacen tirando de sintetizadores y acercándose a un sonido con toques pop y electrónicos.

Estamos ante una nueva etapa de la banda. La que pudimos descubrir en directo hace un par de domingos, en la maratón de conciertos que organizaron la Casa Encendida y Radio3 bajo el nombre de Radio Encendida. Y si el sonido de estudio incita a subir al máximo el volumen y ponerse a saltar, sobre el escenario son los movimientos, un tanto tímidos, de Alberto Jiménez y los suyos los que animan a los allí presentes.

Los primeros acordes de Detroit –canción que da título al disco– envolvieron en un halo de misterio el patio de la Casa Encendida, dando comienzo al espectáculo. Tras este inicio, llegó la fuerza de ‘Titanes’, un tema que suena muy bien en directo y con el que empezaron a aumentar el ritmo y las ganas de bailar. Unas ganas que ya no desaparecieron hasta el final, donde, como no podía ser de otra forma, aguardaba ‘Mira cómo vuelo’ para cerrar el show por todo lo alto. Dejándonos con ganas de más.

Porque lo último de Miss Caffeina suena grande. Suena a renacer. A algo de rabia. A disfrutar. Pero, sobre todo, suena a ganas de decirle al mundo que están aquí de nuevo y no van a dejar de hacernos bailar y volar durante todo el verano. De festival en festival. Y hacernos vivir, tal y como cantan en ‘Superhéroe’, un “fin de fiesta con fuegos artificiales”.

Mira cómo avanzo, valiente, dejándolo todo atrás.

Una foto publicada por Música Ilustrada (@musica_ilustrada) el