Todo comenzó con Quique González. Lo sabéis de sobra. Fue nuestra primera ilustración. Hoy ha vuelto a salvarnos el culo. A darnos alas, a hacernos caer en sus mezclas guitarra-piano contrastadas con esa voz cargada de humo y guerra. “Se estrechan en el corazón” es la canción elegida para ser el primer single del disco “Me mata si me necesitas”, el primer trabajo que publica con Los Detectives y que saldrá a la venta el próximo 4 de marzo.

Después de un concierto de la última gira, en Verdicio (Asturias), Quique empezó a componerla. Estuvo un par de días barruntando un tema que le gustaba en especial. Coqueteaba con la melodía y encontró el primer verso: “Se estrechan en el corazón…”. Y siguió con el resto de la letra, fluido, como si fuera fácil rematarnos el corazón tan pronto. Es la segunda canción que escribió de este disco, lo que augura un gran trabajo de la banda.

Quique presenta su canción

El propio González ha querido contarlo en primera persona: “Después del concierto, me quedé un par de días con la furgoneta por allí jugando con la melodía y buscando el primer verso. Después de tener “Se estrechan en el corazón” ya tenía el motivo y el título, y el resto de la letra surgió más fluido. Fuimos a Valencia y se la enseñé a los músicos de mi banda y acabamos tocándola en el camerino unas cuantas veces entre la prueba y el show, tratando de hacer coros hippies en la onda de CSN&Y. Supongo que ahí empezaba a tener clara la idea de grabar el disco con Los Detectives. Ya tenía otra canción escrita pero “Se estrechan en el corazón” fue la que encendió la chispa del disco”.

Ahora ya podemos escucharla: sin perder la sensibilidad que caracteriza al cantautor cántabro de casi 43 años, su letra expresa duda. Una duda que acabará, lo más probable, en caos, en incendio, en golpes. En momentos de una vida elegida sin ilusión, sin emoción, sin pasión, porque hay cosas en ella que la rompen y hacen que salte en pedazos. Aun así, Quique deja ápices de aliento y de luz en su música, bien tratada y cuidada por Los Detectives.

Un contraste, como ya hemos dado a entender, creado por la belleza de los instrumentos y de unos coros que acompañan a un entregado y expuesto Quique González, cuyas letras casi siempre lo muestran derrotado, pendiendo del hilo que tejen los acordes de su alentadora melodía.