“Podría viajar a Graná con mi nave espacial…”
…Así lo hicieron de nuevo los chicos de Supersubmarina.

En una noche fría de principio de primavera, los de Baeza aterrizaron en la Sala Aliatar de la mano de Europa FM. La emisora, que está lanzando al público más diverso la canción “Algo que sirva como luz”, se ha decidido a acompañar a la banda durante su gira El Mañana, ofreciendo una serie de Showcases por las diversas ciudades en las que parará la furgoneta de Chino.

Y todo arrancó en tierra nazarí.

Los que estuvimos presentes fuimos partícipes de un formato de actuación que, como el vocalista dijo varias veces, es poco habitual en ellos. No sólo fue un concierto más pausado y familiar; también tuvimos la oportunidad de disfrutar de temas que ya apenas suenan en directo. Hablo de canciones como OCB, Ola de Calor o Emperatriz, cortes de los primeros LP de la banda, con el sonido más puro y menos comercial de Supersubmarina.

Comentó el frontman jienense (antes de arrancar con OCB) que fue al tocar esta canción cuando sintieron por primera vez que estaban haciendo algo grande.
Y vaya si lo estaban haciendo. A día de hoy, Chino, Pope, Juanca y Jaime se han consolidado como uno de los grandes conjuntos de la escena nacional, colgando ciudad tras ciudad el cartel de Sold Out.

Previamente a los bises incluso pudimos bailar con el estribillo de “Chas y aparezco a tu lado”, versión de la archiconocida canción de Christina Rosenvinge. Mi chica y yo nos abrazamos al escuchar los primeros acordes recordando, emocionados, las escenas de una de nuestras primeras citas que culminó en un karaoke perdido destrozando esta canción.

Es la magia de estos Showcases. Muchos de nosotros escribimos historias sobre letras que nunca llegamos a escuchar en directo. Buscando romper con esto, Europa FM y Supersubmarina plantean esta serie de actuaciones que definen el sentido más puro de la palabra exclusividad.

Sin embargo, no todo podían ser elogios y, como no, volvimos a presenciar las duras escenas que siempre dejan a su paso las restricciones de edad para entrar a salas de conciertos. El mínimo de edad establecido era de 18 años, lo que dejó a las puertas de la sala a muchos menores que, pese a su notable madurez, se veían bloqueados por los porteros y asfixiados por el peso de la ley. A pesar de que en Andalucía está permitido acceder a salas de conciertos a partir de los 17 años, muchas de ellas inventan sus propios derechos de admisión, colaborando a vetar el acceso a la cultura a los sectores más jóvenes de nuestra ciudadanía (por si no era poco el 21% de IVA cultural).

Si la gira “El Mañana” aún no ha dejado caer a Supersubmarina por tu ciudad y ya tienes tu entrada, puedes enviar una foto con ella y entrar así en el sorteo de un pase doble para los Showcases exclusivos que ofrece Europa FM.

Puedes participar aquí