Cinco razones para no perderte la quinta edición del Granada Sound

Texto: David Cuero.

Queda menos de un mes para que el Granada Sound celebre su quinta edición. En anteriores entradas hablamos sobre nuestra experiencia en este festival pero… ¿Qué novedades nos ofrece este año? 

IMG_7151

Aquí os dejamos 5 razones que os convencerán para repetir o asistir por primera vez a la cita.

1. NUEVO RECINTO

Por segundo año consecutivo, el recinto cambia de ubicación. Aunque a priori esto nos puede generar desconfianza, visto queda que en la anterior edición el cambio fue bastante positivo. No dudamos de que este año volverán a superarse, con un recinto amplio y bien organizado. Esta vez estará más alejado del centro de la ciudad, problema que queda solucionado con el Bus Lanzadera que Granada Sound pone a disposición del público que lo requiera. El autobús viajará desde el CC Neptuno (un lugar céntrico, muy fácil de encontrar independientemente de tu alojamiento) hasta el propio recinto, sin paradas intermedias, desde las 14:00h hasta las 05:00h.

2. ORGANIZACIÓN

Es muy difícil encontrar comentarios negativos alusivos a la organización del Granada Sound 2015. Podemos afirmar, de primera mano, que saben cómo acoger a 25.000 asistentes y hacerles disfrutar de sus grupos favoritos con la mayor comodidad posible.

Aparte de la extensa barra central, encontraremos el Bus de Negrita. Este último es parada obligatoria: no os podéis ir sin probar el inolvidable sabor de sus Mojitos (bastante baratos, dicho sea de paso). La forma de pago será mediante tokens, una forma muy práctica en mi opinión. Al final de este post encontraréis un enlace para recibir 10€ de descuento en la compra de vuestros tokens.

Encontraremos dos accesos al recinto, uno para prensa y otro para público, especialmente diseñados para evitar aglomeraciones. Una vez entremos, lo que veremos será una amplia oferta de Stands: Merchandising, ropa indie y entretenimiento para pasar las horas entre artista y artista. Si el hambre o el cansancio acechan, podremos acceder de forma gratuita a un área de descanso (Food Corner). Por último, los servicios se ubicarán a los lados de los escenarios principales. Tras mi experiencia del año pasado, puedo decir que me resultaron sorprendentemente limpios y cómodos.

Teniendo en cuenta todos estos antecedentes, ¿aún dudas que este año la organización no sea igual o mejor?

3. GENTE

IMG_0364

Este punto me parece digno de recalcar. ¿Cuántas y cuántas veces no hemos llegado a un festival cuyo público nos ha resultado, por una u otra razón, desagradable? Esto no pasa en Granda Sound. La música que aquí suena atrae a oyentes simpáticos, con ganas de fiesta, alegres... La atmósfera social es inmejorable. Si vienes solo, conocerás gente; Si vienes con gente, conocerás aún más gente. Y lo mejor de todo: en un espacio completamente libre de reggaeton.

4. CIUDAD

Cualquier persona que no resida en Granada se va a encontrar con una ciudad, ante todo, acogedora, cultural y barata. En todos los bares, la bebida incluye tapa y difícilmente costará más de 2'5€. El servicio de autobuses es bastante completo y nos dejará en pocos minutos en la parada del bus lanzadera. Si aún sobra tiempo para ver la ciudad, correis el riesgo de enamoraros de ella. Un paseo por el Albayzin, contemplando la ciudad al atardecer, descansando en algún mirador con vistas a la alhambra... Toda una experiencia para los sentidos.

Finalmente, no os olvidéis de que esta es la tierra de Grupos como Los Planetas, Niños Mutantes o Lori Meyers. En este enlace encontraréis una ruta por los enclaves indies de Granada, del que extraigo para esta entrada, por motivos evidentes, El Bar de Eric. Sí, de Eric Jiménez, el batería de Los Planetas.

¿Os viene a la cabeza la famosa frase de Un Buen día…?

5. GRUPOS

IMG_6091

Son el mayor atractivo de cualquier festival. Este año, se ha apostado por un gran número de grupos, quizá algo menos conocidos que los de la edición pasada. Entre los nombres que forman el cartel, destacaremos a Love of Lesbian, Miss Caffeina, Fuel Fandango, La M.O.D.A, León Benavente, Mucho, los internacionales The Ting Tings y el recientemente entrevistado por nuestro medio, Carlos Sadness. La verdad es que pienso que el cartel de este 2016 es toda una oportunidad para engancharnos a nuevos grupos y descubrir de qué son capaces sobre el escenario los músicos de nuestro país... ¡Y aún faltan confirmaciones!

Si no os parecen razones suficientes, ¿nos dejáis las vuestras en los comentarios?

Nos vemos los días 23 y 24 de septiembre en el Granada Sound.

Enlaces:


Corral de Almaguer, última parada de Sidecars antes del Festival Gigante

Texto: Inés Rius/Jorge Gordo

Música y asfalto son dos palabras que van cogidas de la mano. Una no puede separarse de la otra. Están predestinadas a llevarse bien. Muchos son los kilómetros que hay que recorrer para poder llevar la música a todos los rincones de la geografía. La última parada de Sidecars antes de aterrizar en el Festival Gigante es en Corral de Almaguer, donde salieron dispuestos a quemar el escenario y darse de lleno a un público que cada día que pasa está más entregado a estos chicos. A sus letras, a sus ritmos, a sus canciones. 

Son las fiestas patronales de Corral de Almaguer y Sidecars esto lo sabe. La noche va a ser épica. Pusieron algo más que música. Sidecars entrega su corazón cada vez que se suben al escenario. Y les hace falta muy poco. Un par de guitarras acuestas y una pequeña percusión es suficiente para que estos muchachos se entreguen. Y si a todo esto le añades un público entregado, la mezcla es dinamita pura, como la que te olvidas en una fuga de gas.

Una noche para bailar

Fue una noche en la que hubo mucho rock and roll. La fiesta empezaba fuerte, "Fuego Cruzado"  es la encargada de hacernos gritar a pleno pulmón. Detrás, "La Tormenta” casi nos deja aislados al resto del mundo. Joder, eso sí es un huracán de fuerza seis. ¡Bravo! La casi hora y media de concierto supo a poco. Estos chicos lo hacen tan bien que el tiempo se pasa volando. Sonaron canciones míticas como "Chavales De Instituto"  o "Fan De Ti”. Y ya, para acabar, “Contra Las Cuerdas”  sería la encargada de cerrar una noche de oro. Todos los allí presentes cantábamos al unísono "Quédate, cierra la puerta, lánzame contra la cuerdas"

Hacer carretera curte, y mucho. No todos los días tocas en salas bien preparadas y acondicionadas. Por eso hay que destacar la muy buena presencia de Sidecars en el escenario. Da igual donde sea el bolo. Estos chicos  tocan con toda la naturalidad del mundo, con mucha fuerza, con carácter. Tanto es así que Juancho tuvo un pequeño accidente con su eléctrica, -cambio de arma y a seguir con la noche- dijo después de que se le rompiera una cuerda. Los problemas de sonido de esa guitarra no iban a fastidiarnos la noche. Todo quedaba entre amigos. La fiesta continuaba.

Si hay algo que nos ha enseñado Sidecars es que puedes empezar "mordiendo el polvo" pero si la materia prima es buena, y se hacen directos como el de anoche, acabas cantando con gigantes.

Foto: Felipe Laporte


Aire Canadá, el perfecto equilibrio que no te puedes perder en el Festival Gigante

Dice Iván Ferreiro que el equilibrio es imposible. Bueno, lo es cuando hablamos de nosotros dos, pero hoy no hemos venido a hablar sobre nosotros, sino de unos chicos que vienen de Murcia. En concreto de Pablo, Mariano, Jesús, Álvaro y Jorge. Cinco amigos que un día decidieron apostar por la música y que ahora forman el grupo Aire Canadá.

Cuatro son las canciones que puedes escuchar en su primer EP, Parques y Genios; publicado en el año 2015 y que puedes encontrarlo en plataformas como Spotify o iTunes.

Estos cuatro temas, Homeostático, Parques y Genios, Del Lado Opuesto y Nubes son las cuatro patas que te vas a encontrar en esta mesa tan bien construida, tan bien trabajada. Una mesa que ha sido pulida por Raúl de Lara hasta alcanzar ese equilibrio perfecto para que no se balancee.

Hoy te propongo que salgas de tu zona de confort musical. Que cierres los ojos y cruces la puerta. Que des ese salto al vacío como lo han hecho nuestros amigos del Festival Gigante apostando por ellos. Joder, bravo. Esto es apostar. Qué bien saber que se cuida la música emergente.

Así suena Del Lado Opuesto, de Aire Canadá


Un encuentro con Jacobo Serra en el Festival Gigante

Hace tiempo que tengo una espinita musical clavada, la de Jacobo Serra. Pero ha llegado el momento de quitársela. Creo firmemente que las canciones nos encuentran a nosotros mismos y no somos nosotros las que descubrimos a éstas. Cuantas veces habré oído eso de “el otro día escuche una canción que me encantó”. No te confundas, es la canción la que te encuentra a ti. Quizás, más que la canción, la música.

Con Jacobo Serra me ha pasado justo esto. Recuerdo que hacía frío, era invierno y el día estaba gris. Quizá no era mi mejor momento. Llevaba varios días inquieto por una movida laboral y no sabía de que lado iba a caer la moneda. Entonces apareció “Don’t Give Up” para salvar mi existencia, borrar mis dudas. Aquel disco del manchego con sus letras limpias y claras, cargadas de un optimismo trascendental y consciente, llegaron en el momento que yo más necesitaba. Desde entonces estoy en deuda con él. Han sido pocas las veces que Jacobo se ha dejado caer por Madrid. Eso, o yo no suelo estar muy al loro de sus bolos, que es lo más probable.

Jacobo es silencioso. No le gusta ser el protagonista. Él es ese chico tranquilo que solo quiere hacer canciones para tocarlas en el salón de su casa, rodeado de sus amigos más íntimos. Después de abandonar con 18 años su ciudad natal, Albacete, Jacobo migró a Londres, ciudad en la que ahora reside y trabaja. Su viaje a el Reino Unido ha sido transcendental en su formación como músico, y no porque haya ido a buscarla, sino porque allí, y como he dicho antes, la música le encontró a él y él encontró su música. Y de ahí nace “The World I Never Say”, su primer EP que veía la luz en el año 2012. Más tarde, ya en 2014, llega “Don’t Give Up”. En 2016 es el turno de “Icebergs”. Para entonces Jacobo ya ha sido apodado como el Quinto Beatle.

Pero ha llegado mi hora, la hora de quitarme la espinita y disfrutar de Jacobo en directo. Y lo voy a hacer a lo grande, por todo lo alto, en el escenario Supersubmaria de el Festival Gigante. El viernes 2 de septiembre a las 17:45 hrs. Y desde aquí te animo a que vengas conmigo. 

Quizá has llegado a este post por casualidad y hoy estás “descubriendo un artista nuevo”. Mal, recuerda, ha sido el post el que ha llegado a ti y en consecuencia Jacobo


Dardem: "La Brecha" es un disco conmovedor. Hemos ido a la médula, a lo nuclear

Texto: José Antonio Gil

Si algún adjetivo puede definir a Dardem ese es el de honesto. La banda sevillana, afincada en Madrid, son fieles y leales a la música que hacen y su manera de entenderla. Precisamente por eso se encuentran en uno de los mejores momentos de su carrera. Acaban de sacar un nuevo disco, “La Brecha”, por supuesto que autofinanciado y sacado con mucho trabajo y horas en el estudio de grabación, siempre compaginadas con otras ocupaciones. Este álbum es para ellos el mejor de su carrera, sin desmerecer a “Nada” e “Inerte”. La razón es bien sencilla, con la ayuda de sus productores han logrado potenciar sus puntos fuertes, aquellos que le hacen diferentes y que le den esa seña de identidad para así poder llegar al público y que este disco sea el que más conmueve y genera sentimientos entre quienes lo escuchan.

Por suerte, Pepe Rodríguez nos busca un hueco para atendernos y contarnos todas las impresiones de este disco y acercarnos, de una manera más íntima, el encanto y la personalidad de Dardem. No es tarea sencilla porque los andaluces se encuentran sumergidos en un año lleno de conciertos, festivales y actuaciones. Desde su participación en el Sonorama Ribera hasta recorrer casi todos los puntos de la geografía española.

Pregunta: ¿Qué caracteriza a vuestro último trabajo, “La Brecha”?

Respuesta: Creemos que lo que más condicionó el resultado de "La Brecha" fue la manera en cómo se trabajó desde un principio.

Normalmente en Dardem siempre hemos sido muy "músicos", muy metódicos,  en el sentido de que las maquetas de los proyectos en los que trabajábamos eran muy sofisticadas. Esta vez, y muy a petición de los productores, Manuel Colmenero y Javier Carretero, empezamos a trabajar solo a guitarra y voz de manera de que la letra, la melodía y la armonía del tema fueran los únicos elementos que pudieran diferenciarlos de otros.

Con eso, sin querer, se consiguió un ejercicio de minimalismo, de simplificación, y la emoción que siempre predomina cuando creas una canción quedaron mucho más a la vista.

En vez de ser una banda que convencíamos como anteriormente los otros dos trabajos, "Nada" e "Inerte",  pasamos a ser una banda que conmovíamos porque "La Brecha" es un disco conmovedor. Hemos ido a la médula, a lo nuclear.

Pregunta: ¿Hasta qué punto llega la autosatisfacción en la banda tras lanzar al mercado un disco tan personal y que habéis trabajado tanto, desde las letras y música, hasta prácticamente la producción?

Respuesta: Recuerdo perfectamente la sensación cuando quedamos por primera vez todos juntos y los productores, Manuel Colmenero y Javier Carretero, en  los estudios Sonobox y se cerraron las puertas.

Empezó la grabación que duró tres meses, por fin estábamos metidos en "La Brecha".

Hemos de decir que sentíamos durante todo el proceso de grabación que era algo mágico, algo que nos marcaría a todos para resto de nuestras vidas. Y podemos decir, sin ninguna boca pequeña que es lo mejor que hemos hecho hasta la fecha, que ha salido exactamente como queríamos.

Pregunta: ¿Cuando un disco está tan trabajado y es tan personal, se podría decir que os mostráis más desnudos al público como banda?

Respuesta: Sí. Con "La Brecha" nos mostramos tal y cual ha sido el resultado. Hemos trabajado mucho para hacer un ejercicio de reducción y sobre todo, y yo creo que esta es la palabra clave, hemos sido honestos con nosotros mismos.

Hemos sabido aceptar nuestros límites y potenciar lo que realmente nos hace diferentes sin importar cual sea la opinión o la reacción, hemos sido, en primera y última instancia, fieles a nosotros mismos.

Pregunta: A vosotros siempre os han influido mucho los libros de Isaac Asimov, H.P. Lovecraft y Philip K.Dick. ¿Cómo y de qué manera quedan reflejados estos autores en vuestra música?

Respuesta: Estas influencias de las que hablas son más patentes en este último trabajo "La Brecha" que en los anteriores, aunque es verdad que son muy tangenciales y vengan más de la mano del cine que de la literatura.

Quizá en el caso sea más evidente sea en la canción "Origami" que es nuestra particular versión en cuatro por cuatro de una de nuestras películas favoritas que es "Blade Runner" basada en una de las novelas de Dick. También es verdad que el caso de Asimov es forzar demasiado la máquina, aunque hay referencias espaciales durante todo el álbum que vienen más de la mano de la física cuántica que de sus trabajos. Y en el caso de Lovecraft lo más parecido sea "Raíz" que tiene una letra y una melodía que se podría tildar de oscura y algo gótica pero, repito, seguiríamos forzando la máquina al decir esto.

entrevista-2-dardem-la-brecha-musica-ilustrada-agosto-2016

Pregunta: En cuanto a la música, ¿cuál ha sido la que os ha influido directamente a vosotros? ¿Qué canciones y grupos escucháis, por ejemplo, cuando estáis en la carretera camino de una ciudad para tocar?

Respuesta: Afortunadamente en la banda hay cuatro personas muy diferentes y que han podido desarrollar, cada uno por separado, un gusto muy concreto por un determinado tipo de música, y en la música de Dardem existan influencias, por supuesto de todas ellas, empezando por mí mismo, que soy responsable de la parte electrónica, grupos como los "Depeche Mode" o "Nine inches Nails".

Raúl, guitarrista, por ejemplo tiene un gusto más por la psicodelia y el blues, con grupos como "Pink Floyd" "Led Zeppelin".

Joe, bajista, es el hombre más Funky del grupo y le gusta escuchar "Incubus" o "Red Hot Chilli Pepper".

También está Peter, baterista, que es el más fusionero de la banda y le gusta escuchar algo más de jazz como "Miles Davis" "Jojo Mayer".

Sin embargo, hemos podido compaginar todas esas influencias en un sonido muy concreto y único.

Pregunta: Y para ti, ¿cuál fue el primer grupo que de verdad te dejó marcado? ¿Y el primer disco que compraste?

Respuesta: He de decir, en honor a la verdad y como teclista y artífice del lado más electrónico de Dardem, que el primer gurú, el primer artista que me dejó absolutamente marcado, y por el que me sumergí en la música, estamos hablando de cuando tenía 11 años, fue "Jean Michel Jarre" y el disco fue "Images".

Pero si me preguntas por bandas, he de decir que la primera banda que me dejó absolutamente flipado fueron los U2 concretamente con el "Achtung Baby", aún recuerdo la cantidad de sensaciones que me provocaba escuchar "Until the end of the world" con esos mapas de guitarra están elaborados y esa producción que me parecía de otro planeta. Un absoluto viaje.

Pregunta: Siempre hacéis mucha referencia y alusiones a la realidad y a la ficción, ¿cómo lo entendéis vosotros?

Respuesta: La música de Dardem tiene un porcentaje muy alto de evocación, de elementos cinematográficos que aluden a algo onírico, en las letras pasa exactamente igual.

No buscamos ser explícitos con el significado de las letras. Creemos fielmente en que el público ha de tener la última palabra y nos esforzamos para ello, de manera que dejamos parte del mensaje abierto, por así decir, y eso ayuda que el público haga suya esa parte de contenido que tal vez pueda no estar tan clara como en otro tipo de música u otras bandas.

Pregunta: ¿Cuál es vuestro principal objetivo a la hora de componer y arreglar una canción? ¿Qué llegue a la gente y se emocione o le transmita, o qué vosotros estéis satisfechos y mostréis vuestra personalidad?

Respuesta: A veces, ponerte en el lugar del público es inevitable cuando compones, pero creo que es un trabajo y una posición muy incómoda para alguien que está creando, y esa labor, es propia de productores. Porque cuando se crea tienes que ser pura decisión, probar muchas cosas, no tener miedo a desandar el camino y tampoco a tomar decisiones que a priori pudieran parecer equivocadas porque te pueden llevar a otro sitio. La creación nunca es un proceso lineal.

Creo que el ponerse en el lugar de público para el músico y compositor es un lastre, uno debe de ser fiel a uno mismo, honesto con lo que siente. Lo mueves pase lo que pase, porque el público siempre tiene la última palabra sea cual sea el proceso y el resultado.

Pregunta: ¿Cómo consideráis que está el panorama musical? ¿Tan difícil es vivir de la música y sacar discos como dicen?

Respuesta: Lamentablemente sigue siendo una proeza mayúscula el sacar un disco y vivir de la música en nuestro querido país. Ya lo es vivir y trabajar de lo que sea. Las discográficas no ayudan, más bien desayudan a sacar un disco y dada la coyuntura socioeconómica en la que se dice que "no hay dinero" pero, en mi opinión, es que éstas invierten desastrosamente mal.

Por otro lado,  lo mal acostumbrado que estábamos hasta hace muy poco tiempo, a tener cualquier grupo gratis en la plaza de cualquier pueblo, esto hace que no haya una demanda sana para la música tal y como funciona actualmente en nuestro país.

En nuestro caso hemos tenido que autofinanciarnos siempre y buscar apoyos de diferentes campos para poder hacer que éste álbum, "La Brecha", viera la luz.

Pregunta: ¿El actual disco es un trabajo preparado para darle mucho bombo en directo y que suene muy bien?

Respuesta: Sí. Anteriormente los trabajos de Dardem eran poseedores de un artificio muy potente, una complejidad, en cuanto a arreglos y música se refiere, que daba como resultado unas texturas densas, atmosféricas, que hacían que la escucha fuera más cerebral que emotiva, justo al contrario de lo que ocurre siempre en nuestros directos que son muy potentes y emotivos.

En las giras de estos discos, cuando se llevaban al directo, la reacción del público era inmediatamente manifestar que el directo era más atronador, más potente y contundente que las grabaciones.

Pregunta: Son muchas las citas que tenéis marcadas en el calendario, visitando las principales ciudades de España y en grandes festivales como el Sonorama. ¿Dónde estáis más a gusto tocando?

Respuesta: Llevamos ya algunos kilómetros esta temporada y lo que viene parece que será aún más exigente porque en noviembre nos lanzaremos a presentar "La Brecha" en salas de toda la península.

Los Dardem siempre disfrutamos de poder tocar en público, de tener ese contacto directo y frontal para el que tantas horas hemos pasado en el local de ensayo. Nos encanta el directo, es nuestro estado natural, somos animales de escenario, por así decirlo.

Tocar en festivales te da la oportunidad de encontrarte con  un público que, a priori, no tendría porque conocerte y eso es una verdadera suerte. Aunque también es verdad que el hecho de compartir equipo e instalaciones con otras bandas tan diferentes hace que tengas que ser más resolutivo y no tan detallista. Cuando hacemos un concierto nosotros solos dominas factores más íntimos del espectáculo.

Pregunta: ¿Sois un grupo de recintos grandes y con mucha gente o pequeños y muy personales?

Respuesta: La verdad es que Dardem es una banda que sabe aprovechar los espacios.

Hay mucho de espacio en nuestra música, que a veces ha sido tildada de evocadora, atmosférica y cinematográfica, eso la hace ser heterogénea dentro de nuestro estilo, que se ha convertido en marca de la casa. Aunamos rock, electrónica y letras cuidadas con melodías emotivas.

También, por las giras que hemos hecho todo este tiempo que llevamos dando guerra, algunas de ellas internacionales, hemos disfrutado igualmente de espacios abiertos y de lugares íntimos.

El público también se comporta y percibe la música de diferentes maneras según el espacio, no es lo mismo estar sentado que de pie dando saltos. Yo creo que una música como la que hace Dardem se puede sentir y disfrutar en muchos sitios pero es verdad que si hay espacio para que los decibelios circulen libremente, mejor.


All Night, lo nuevo de Crystal Fighters que hace que solo quieras bailar

Mientras unos aprovecha el mes de agosto para desconectar y recargar pilas, otros como Crystal Fighters aprovechan para seguir dando guerra. Y lo hacen a base de canciones.

Canciones como “All Night”, que es su nuevo single y que podíamos escuchar hoy por primera vez en YouTube.

All Night sigue con la estela que tanto caracteriza a Crystal Fighters, ritmos alegres, coros que acompañan al unísono y un buen rollo que hace que por unos minutos nos olvidemos de todo y solo queramos salir a bailar “all night”.

Crystal Fighters en Madrid

El 11 diciembre, la banda liderada por Sebastian Pringle aterriza en Madrid para dar un concierto en el Palacio de los Deportes, el Barclaycard Center. La fiesta está asegurada. Puedes adquirir tu entrada aquí.

Y mientras esperamos a que llegue diciembre, aquí os dejamos All Night.


Festival Gigante, una cita en septiembre con la chica más guapa

Agosto va pasando, y no, no es que vayamos a hablar de Álex Ubago, al que dejaremos como está. Como decía, agosto va pasando y nos vamos acercando poco a poco al mes de Septiembre. Por lo general este mes no nos gusta mucho. Septiembre significa que se acaban los días de vacaciones, es volver a la rutina, a las clases, al trabajo, a los atascos de la M-30, al café en vena para mantenerse despierto, lejos quedan los días en los que nos levantábamos tarde y nos pasábamos el día en la playa. Pero espera, desde hace ya dos años esto ha cambiado.

Un año más llega la cita más espera del año, el baile de fin de curso. Por lo general septiembre es el mes que marca el cierre de festivales veraniegos. Y este año hay uno muy especial al que debes acudir. Los días 2 y 3 de septiembre Guadalajara se pone bien bonita para recibir a artistas de la talla de Amaral, Sidonie, Quique González, La Gran Pegatina, Zahara, Monarchy, Sidecars, Miss Caffeina, La Habitación Roja, La M.O.D.A, Second entre otro muchos. El Festival Gigante, que ya se encuentra en su tercera edición, es un festival que va in crescendo. Tiene potencial y es consciente de ello. Y por eso no puede faltar en tu agenda de festivales veraniegos.

Festival Gigante, abonos que son un lujo

Los abonos del Festival Gigante, que puedes comprarlos aquí, son muy asequibles. Joder, 30€ un abono de dos días en los que vas a poder disfrutar de más de treinta grupos es una lujazo. Aquí hay que dar un aplauso a la organización. Habéis conseguido un cartel genial a un precio muy asequible.

cartel-gigante-

Espacio Infantil

Además los pequeños gigantes podrán disfrutar de una zona preparada para ellos con actividades y talleres que despierten su lado más artístico mientras ellos se divierten y sus padres disfrutan relajados de sus artistas favoritos.

La edad mínima es de 4 a 11 años. Tienes más información aquí.

Zona de Acampada

El Festival Gigante cuenta con zona de camping arbolada en el Merendero del Parque de San Roque, a sólo 400 metros del recinto del Festival Gigante y junto a la piscina municipal.

LA ENTRADA AL CAMPING incluye acceso a la piscina municipal el sábado y el domingo, en horario de 11:00h a 20:00h.

El acceso a la zona de acampada se realizará: el viernes desde las 12:00 h / salida el domingo hasta las 15:00 h.

No sé vosotros, pero yo ya tengo planes para septiembre. El curso hay que empezarlo a lo grande y a buen ritmo.

 


Carlos Sadness: "Tener personalidad significa quedar fuera del gusto de mucha gente"

Texto: Jorge Gordo

La palabra descanso no está muy presente este año en la agenda de Carlos Sadness. Y es que no hay nada más que ver todas las fechas que ha cerrado el cantante catalan; 37 hasta el momento. 

La Idea Salvaje (2015) es su último trabajo y ya se ha dejado ver por toda la geografía española. Ciudades como Madrid, Donosti, Gandía, Barcelona, Madrid (otra vez), Zaragoza, Albacete, Elche, Salamanca, Valencia, Sevilla, Torrijos y Mallorca entre otras, colgaron el cartel de SOLDOUT. Cierto es que Carlos no suele tocar en salas muy grandes, la idea de que los conciertos sean más íntimos tiene la culpa. O quizá me equivoque, porque cada vez que lo veo en un festival, lo revienta. Da igual, al cantante de la melena larga le gusta estar cerca de su público y contagiarse de esa felicidad y esa energía que sus fans tanto demuestran en cada concierto.

Ahora en verano, en plena época festivalera, Carlos tampoco levanta el pie del acelerador. Con Houdini bajo el brazo y esa sonrisa que tanto le caracteriza nos recibe en el Aspesuena. El calor aprieta y buscamos un rincón donde poder refugiarnos y empezar con nuestra batería de preguntas. No sin antes refrescarnos con una bebida espiritual.

Música Ilustrada: Después de un año y medio de gira con La Idea Salvaje, podríamos decir que este disco ha cumplido las expectativas notablemente. Te ha llevado a viajar a muchas ciudades, incluso a salir de España. ¿Cual crees que ha sido la clave del éxito?

Carlos Sadness: Creo que no puede haber solo una clave, tampoco quiero precipitarme a llamar éxito a algo que aún está en desarrollo, pero la verdad es que sí está siendo emocionante y gratificante recibir esa sensación de éxito. Yo creo en la naturalidad por encima de todo, creo que es una de las bases del carisma, aunque hay gente que quizás no conecta con tu naturalidad y eso no debe hacerte cambiar, si no asumir que tener personalidad significa quedar fuera del gusto de mucha gente. Si no te da miedo eso, creo que ya tienes una de las claves.

MI: En apenas unos días toca hacer la maleta para cruzar el charco. Con tres fechas ya cerradas en Méxido DF, tiene que ser un autentico lujo poder llevar tu música tan lejos. El público mexicano llevaba tiempo pidiéndolo, ¿menuda responsabilidad, no?

CS: Pues sí, aunque siento responsabilidad con todo lo que hago, pero esto de México es especial, es el principio de una carrera allí. Ha sido uno de mis sueños, siempre, tocar en Lunario, ahora voy por primera vez y tocaré tres veces, será para asumir que es real y no un sueño o algo así. La entrada ha sido buenísima, no puedo ni imaginarme lo que va a pasar con México en un futuro.

MI: Muchos artistas comentan que hay gran diferencia entre el público español y el de Sudamérica. ¿Esto es cierto? ¿En qué se basan esas diferencias?

CS: Esta pregunta te la responderé mejor dentro de unos meses (risas), pero desde fuera, me da la sensación de que son mucho más abiertos y existe mucho menos "postureo", y lamento usar esa palabra tan odiosa, pero en España se critica enseguida a lo que funciona masivamente, siempre se le buscan los tres pies al gato salvo en contadas excepciones, con grupos que han tardado más de 10 años en funcionar. Parece que exigimos sangre y sudor a las carreras de los artistas, cuando nos debería alegrar que haya gente con menos de 30 años petándolo. Creo que los mexicanos pasan de todo eso, les gusta lo que hace un artista y punto, a muerte con él, porque creen en los artistas por encima de muchos prejuicios.

MI: Meses atrás pudimos obsequiarte con una de nuestras ilustraciones. Quien te sigue desde hace tiempo y te conoce sabe que también te gusta eso de coger lápiz y papel y plasmar tus ideas. Es más, en algunas ocasiones hemos podido observar que algunos de los carteles de promoción y conciertos de tus giras llevan tu propio sello. ¿De dónde nace esta pasión?

CS: Desde que tengo uso de razón dibujo, me gusta, me relaja, hace que me encuentre. Es parecido a la música, pero sin festivales y un poco menos estresante.

carlos-sadness-ilustracion

MI: Tu música ha hecho que recorras muchos kilómetros y por supuesto has coincidido con muchos artistas, artistas que ya pueden considerase amigos. Es una de las cosas buenas que tiene esta industria. Ya hemos podido oír colaboraciones con Santi Balmes, Zahara o Iván Ferreiro entre otros. ¿Cómo es trabajar con artistas de tanta talla? ¿Recuerdas algunas manías o anécdotas que puedas contarnos? Habrás aprendido muchas cosas.

CS: Lo de Ferreiro fue una sorpresa que me montó mi colega Sergio Sastre, él fue quien le lió, porque sabía que yo le admiro y le sigo desde adolescente. Cuando escuché su voz en mi canción no me lo podía creer. Todas las colaboraciones son bonitas, es algo mágico, me encanta, ojalá haga muchas más en un futuro. En cuanto a las manías... creo que quiero seguir haciendo colaboraciones así que me las voy a guardar, jajaja. Ahora en serio. No me viene nada a la cabeza que me resultara curioso. 

MI: Hemos hablado del pasado y del presente de La Idea Salvaje, pero, ¿Dónde se ve Carlos Sadness dentro de dos años? ¿Qué planes hay para el futuro?

CS: Dentro de dos años espero estar con otro disco, además del libro que sacaré este año, no puedo parar de currar, no sé qué me pasa, igual un día exploto.

MI: Ahora que lo mencionas... No solo estás centrado en proyectos musicales porque también estás pensando en publicar un libro.  En él has dedicado mucho tiempo, como hemos visto en redes sociales. ¿Que nos vamos a encontrar?

CS: Mucha ilusión y mucho curro, se llamará Anatomías Íntimas y saldrá a principios de noviembre, no puedo contarte mucho más, porque sería hacer spoilers, pero es mi guinda para el 2016.

MI: Me parece correcto, jaja. Bueno volviendo a la música Carlos, ¿cuál es el artista al que tienes gran admiración desde siempre y el que más te ha impresionado ver en persona?

CS: Manolo García, no me preguntes por qué. Me cago cuando lo veo.

MI: Antes comentábamos algunas de las manias que tienen algunos de los músicos con los que has colaborado, bueno, lo hemos intentado. ¿Tiene Carlos Sadness alguna manía para antes de un bolo? ¿Como vives los momentos previos a los conciertos?

CS: Yo soy una persona bastante tranquila y no estoy nervioso antes de los conciertos, ni tengo rituales ni manías, a veces hago jugar a los músicos a adivinar números que pensamos, para ver si estamos conectados, generalmente acertamos bastante cuando de mejor rollo estamos, es algo bastante curioso.

MI: Sinceramente, me encanta escuchar tu versión de Groenlandia (Los Zombies) porque además de estar muy conseguida, mostrando tu personalidad, siempre es bueno ver como los grupos actuales se acuerdan de aquellos con los que crecimos y nos regalaron canciones imborrables.

CS: Me alegro de que lo veas así, porque hacer versiones es delicado, siempre hay gente que se ofende. Yo nunca creí que sería fan de hacer versiones. Cuando monté mi primer grupo, odiaba hacerlas, quería siempre hacer mis propias canciones, pero con el tiempo he sentido la necesidad de volver mías algunas frases, algunas melodías, y Groenlandia merecía ser resucitada, si es que alguna vez estuvo un poco muerta, que lo dudo.

MI: Es cierto eso de que a veces necesitamos hacer nuestras algunas canciones. Quizá sea porque somos la música que escuchamos. ¿Qué grupos o artistas escucha Carlos Sadness? ¿Te ayudan a definir tu música? ¿Que nos recomiendas escuchar?

CS: Oigo de todo independientemente a la música que hago, mucho folk americano de todas las épocas, pero también cosas de trap, no tengo prejuicios, estos días estaba con el último de Band of Horses, pero también con Fuego.

MI: Después de tantos kilómetros, bailes sofocantes, acordes de idas y venidas y flamencos rosados, ¿qué hace Carlos Sadness para relajarse?

CS: Duermo millones de horas y como muchísima sandía. Si puedo, me voy a la montaña a ver a mis padres, a escuchar rugir el viento y abrazar las cosas sencillas.

MI: Un buen consejo el de abrazar las cosas sencillas. Me encantaría poder hablar más detenidamente sobre el tema. Es una pena porque la verdad es que se nos acaba el tiempo y llegamos a las últimas balas. Bueno, piensa rápido.

- Un libro: Me importa un comino el rey pepino.

- Un disco: El último de Band of Horses, se me ha olvidado el título ahora.

- Una película: El otro día vi room, mola.

- Un grupo/artista: Klimt.

- Comida favorita: Pizza de nutella.

- Color preferido: Oscuro.

[fusion_builder_container hundred_percent="yes" overflow="visible"][fusion_builder_row][fusion_builder_column type="1_1" background_position="left top" background_color="" border_size="" border_color="" border_style="solid" spacing="yes" background_image="" background_repeat="no-repeat" padding="" margin_top="0px" margin_bottom="0px" class="" id="" animation_type="" animation_speed="0.3" animation_direction="left" hide_on_mobile="no" center_content="no" min_height="none"]

Fotos: Rubén Bonmati[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]


Elefantes: "Queremos que las canciones lleguen"

Texto: José Antonio Gil

Es pleno verano en el Mediterráneo. Época de festivales, conciertos y fiestas patronales. Hace calor, muchísimo. Y el sol hace justicia a las seis y media de la tarde.

En Aspe, Alicante, se celebra su día grande, especialmente cada dos años debido a la singularidad de sus fiestas patronales. Nos encontramos en cinco de agosto de año par y el pueblo venera a la Virgen de las Nieves. Siniestro Total, Elefantes y Full se encargarán de poner la nota musical en una noche tan esperada como especial.

Elefantes nos recibe por la tarde y lo hace al completo, con Shuarma, Jordi Ramiro, Julio Cascán y Hugo Toscano. Tenían previsto acabar su prueba de sonido a esa hora pero un problema con el equipo técnico les obligará a retrasarla más de lo esperado e incluso se les hará complicado tocar. Sin embargo, ellos lo quieren hacer y siempre están predispuestos a hacerlo. Como también haría en su día, unos cuantos años antes, el admirado José Luis Perales. El conquense, que también es ídolo de la banda, tocaba en una noche de verano en la misma localidad. La luz se fue en mitad del concierto. Perales, entregado a su público, decidió aguantar más de una hora a que volviera la luz y así acabar de tocar todas sus canciones. Incluso animó a sus seguidores a que él estaría allí hasta que hiciera falta. Ese espíritu de amor a quienes escuchan sus temas también está presente en Elefantes que está recorriendo todas las ciudades de España con su nuevo disco Nueve canciones de amor y una de esperanza.

IMG_6599

Pregunta: Menudo verano de no parar. Un día concierto y al próximo, también. ¿Cómo lo estáis llevando?

R: La verdad que está siendo un gran verano, teníamos un poco de miedo porque no somos un grupo que le gusten mucho los festivales y ahora es lo que más funciona y más hacemos. Hemos tenido suerte y llevamos un verano sin parar, aunque no paramos prácticamente desde la salida de disco a principio de año, y ahora en el período estival hemos decidido continuar la dinámica.

P: Éste último disco ha sido muy bien recibido por el público. Con él habéis llegado a encontraros el cartel de no hay entradas en muchos conciertos. Además que sirve de homenaje a Pablo Neruda con el título de Nueve canciones de amor y una de esperanza.

R: Estamos gratamente satisfechos de la gente que nos viene a ver, es todo un placer que estén siempre ahí. El disco tiene algo de homenaje a Pablo Neruda aunque yo no diría que el disco es muy poético. Coincide en la intención de hablar de una forma sencilla y honesta, del sentimiento que todos tenemos, el amor. Es un disco muy centrado en el amor, como el título bien lo dice. Es la búsqueda de la sencillez y también de la honestidad. Estamos muy contentos del resultado.

P: ¿Es difícil explicar de una forma sencilla algo tan complejo como el amor?

R: Sí, porque cuando se habla del amor uno lo entiende como algo muy grande y necesitas ser muy épico para hablar de él. Y el amor está también en las pequeñas cosas, en el día a día. Igual que le hablarías a un amigo de los sentimientos que tienes. El disco pretende hablar desde la sencillez y del lado más humano, sin crear grandes catedrales.

P: Conforme va pasando el tiempo desde su lanzamiento, seis meses ya, ¿estáis satisfechos con el disco?

R: Sí, totalmente. Siempre lo estamos con nuestros trabajos aunque cada momento tiene sus circunstancias. En este caso no solo nos gusta, es que nos va gustando más a medida que lo vamos dejando en la bodega y bajamos a escucharlo. Creemos que es un disco muy bien orientado, que lo que perseguíamos está conseguido.

IMG_6603

P: ¿Habéis evolucionado tanto como se dice desde vuestro primer disco El Hombre Pez?

R: Nosotros estamos vivos y en la vida hay evoluciones (risas). No se puede pretender que estemos siempre en el mismo sitio, nosotros intentamos ser transparentes con nuestra forma de sentir. Todo lo que vamos viviendo nos afecta a la hora de escribir porque nos afecta mucho en el plano emocional. Lo que sería absurdo, o que a nosotros no nos ha pasado, es estar en el mismo punto que hace veinte años. No sé dónde estamos pero estamos en camino, siempre en camino.

P: Viendo la complicidad que tenéis a la hora de hablar en esta entrevista, se hace difícil comprender que estuvisteis separados un largo período de tiempo. ¿Hasta que punto puede afectar esto en el grupo?

R: Todos vamos pasando procesos en nuestra vida y nosotros lo que intentamos siempre es ser lo más consecuentes con todo lo que nos ocurre. Entendemos la música desde ese lugar en el que de alguna forma no vibrábamos los unos con los otros y decidimos que lo mejor era parar. También es verdad que pensamos que iba a ser para siempre, no creímos que íbamos a juntarnos de nuevo pero lo mismo que nos ocurrió en aquél momento en el que sentíamos que teníamos que dejarlo, volvió a ocurrir después lo mismo para estar juntos. Ahora pensamos que es para siempre pero nunca se sabe. Desde entonces lo que intentamos es respetar las cosas para hacer el trabajo del que nos sentimos orgullosos.

P: Imagino que esa circunstancia os habrá hecho vivir cosas buenas y cosas malas. ¿Habéis aprendido de esa experiencia para evolucionar como personas?

R: Yo creo que estamos en ese punto de la vida en el que entre nosotros nos acercamos de una forma más directa a lo que queremos hacer y tanto en la manera de tocar, como en la manera de relacionarnos, estamos en un espacio de plenitud, o por lo menos de confort. Aunque sobre todo somos mejores músicos porque es una cuestión de trabajo. Por ejemplo cuando tú haces tu primera entrevista te sale de una manera pero cuando haces mil más te sale de otra. A lo mejor pierdes la espontaneidad de la primera pero ganas en sabiduría, experiencia, temple, saber controlar al entrevistado. A nosotros nos ocurrió lo mismo porque hemos hecho más discos y nos hemos subido a más escenarios desde entonces.

P: Es cierto. Además como bien comentas, después de haber grabado más discos y haber subido a más escenarios. ¿Cómo se lleva la convivencia? ¿Qué es más difícil vivir en pareja o vivir en una banda de rock?

R: Lo verdaderamente complicado es tener pareja y una banda de rock, todo a la vez (risas). Nada. Tenemos la gran suerte de que nos conocemos desde hace tiempo y conocemos bien nuestros defectos. Un día tragas tu y al siguiente le toca a otro, pero en general el ambiente es muy bueno y apenas hay problemas de convivencia. Si no nos sería imposible poder dedicarnos a esto. Hacemos música para estar felices, no para encabronarnos con nosotros mismos, jajaja.

IMG_6590

P: Respecto al primer concierto en 1998, la situación ha cambiado mucho. ¿Hasta que punto de gratificante es para Elefantes subirse a un escenario, ya sea en un pueblo o un festival, y que sea bien recibido y se canten sus canciones?

R: Es muy bonito y se agradece mucho. También es así porque llevamos muchos años y ya vas siendo consciente de lo que cuestan las cosas. Ya no solo por hacer el trabajo como músico, si no por ver como todo esto va llegando a la gente. Hay muchos compañeros que lo hacen y no consiguen transmitir a la gente, nosotros por fortuna hemos llegado a personas y lo valoramos muchísimos, por eso intentamos dar siempre lo mejor de nosotros en cada momento. Valoramos todo, el concierto de esta noche, esta entrevista, que alguien se quiera hacer una foto con nosotros, que le firmemos el disco, valoramos el que se nos permita continuar haciendo música que es algo con lo que disfrutamos mucho y que nos ayuda, no sé si a ser mejores personas, pero sí a crecer y a hacer nuestro camino.

P: ¿Qué destaca en un concierto de Elefantes por encima de todas las cosas?

R: La verdad que yo no sabría decírtelo, aunque cuando escuchamos y leemos comentarios en la redes sociales lo que a la gente más le gusta es la manera en la que nos enfrentamos a tocar. Nosotros no llevamos ni muchas luces, ni mucha parafernalia, ni mucha historia. Nos ponemos delante del público, con nuestras canciones y nuestra forma de sentirlas. Entonces la gente valora, en mi opinión, el que nos enfrentemos con mucha desnudez a las canciones que es lo que principalmente, o quizá únicamente, tiene la importancia para nosotros y así hacérselas llegar al público, porque nosotros queremos que las canciones lleguen. No somos de los que dicen que escribimos para nosotros y si no llegan me da igual. No, a nosotros no nos da igual. Queremos que las canciones lleguen a la gente. Aunque eso si, no a cualquier precio, queremos que sea con nuestra personalidad.

P: Se nos acaba el tiempo. Qué rápido pasan los minutos cuando te rodeas tan bien. ¿Os cansa que os pidan las canciones más conocidas o es un orgullo?

R: No nos las suelen pedir porque directamente las tocamos antes de nada. Nosotros ya las hacemos porque nos gustan, porque sabemos que la gente las quiere escuchar. A lo mejor llega un momento en el que no nos apetece cantar esas canciones, puede ser, pero cuando llegue ese momento ya te lo diremos. De momento eso no nos pasa. Aunque si es verdad que hay veces que no tocas un tema porque piensas que la gente estará cansada pero acaba el concierto y la piden, y la tocamos. Disfrutamos mucho con nuestras canciones.

Fotografías vía: @rubensbpz


Copacabana, el último disco de Izal que es Arte Moderno

¿Dónde reside el éxito de Izal?

Fue en el año 2010 cuando oímos por primer vez canciones como “Sueños Lentos, Aviones Veloces”, “Eco” o “Cara de Poker”. Canciones que forman parte del primer álbum sencillo de Izal y que ahora también forman parte de nuestras vidas. Algunas más que otras. Pero probablemente lo que no sabían Alejandro Jordá, Alberto Pérez, Emanuel “Gato”, Ivan Mella y el propio Mikel Izal, es que aquel disco les iba a teletransportar a la playa de Copacabana. O a tener un disco de oro.

El viaje que han tenido estos chicos no ha sido fácil. O sí. En seis años han publicado ya cuatro discos, Teletransporte (2010), Magia & Efectos Especiales (2012), Agujeros de Gusano (2013) y Copacabana (2015). Han recorrido toda la geografía española dejando en cada ciudad que pisaban emociones y sentimientos muy arraigados a sus letras, a sus ritmos. Se han dejado ver por Londres e incluso Berlín. Han llegado a cruzar el charco para dejar huella en los corazones latinoamericanos. Pero, ¿Cual es la fórmula del éxito? Cada vez que voy a un concierto de estos chicos estoy rodeado de 20.000 almas, que, como yo, podrían quedarse a vivir en un concierto de Izal. Y, joder, no me canso de verlos en directo.

Mikel-Izal-CopacabanaNo sé con exactitud dónde reside el triunfo de estos muchachos. Quizás resida en cada uno de ellos. En saber interpretar bien el momento en el que se encuentran y así dar lo piden las circunstancias. Acertar. Dar en el blanco. Joder, hacer dos disco con Crowdfunding y acertar de esa manera es una jodida locura. Por eso estas palabras son para ti, que bailas y disfrutas tanto como yo con este grupo. A ti te pregunto querido lector, ¿por qué gusta tanto Izal? Seguramente en tu cabeza conoces la respuesta pero, como yo, no encuentras las palabras adecuadas para contarlo. Y es que no se puede.

Ahora soñamos lento, viajamos en aviones veloces y nos destrozamos los tímpanos cada vez que nos enchufamos Copacabana en el móvil o en el ordenador de casa. Y ya no te digo cuando lo enchufas en el coche. Éste último trabajo de Izal ha sido un disparo certero a nuestros corazones. Nos ha salvado la vida ya tantas veces que se nos ha olvidado que hay un final. Un final del cual no queremos detalles. Si es que al final hay un final.

Alejandro-Jorda-CopacabanaCopabana es un himno a la vida. Al no querer conformarse. A soñar despierto y no rendirse. Es un disco para bailar. Para bailar mientras todo se derrumba. Porque no importa lo que digan. O lo que callen. Nos da igual. Es un disco que nos llena el alma, como los seres de Mikel Izal. Es el disco de la pequeña gran revolución. Es el de la piedra invisible y los tambores de guerra. Copacabana es Arte Moderno. Y aquí os digo; esta canción dejad de joderla en los conciertos. Tenéis que tocarla desde el principio hasta el final. Es una puta obra de arte.

Este álbum, el de Copacabana, es ese disco que siempre nos va a acompañar en cada viaje. El que no borraremos jamás de nuestra lista de éxitos. El que en cualquier momento te puedes poner porque no entiende de estaciones. Ese que agota la paciencia de las mujeres de verde.

¿Y dónde queda el techo de este disco? Probablemente no lo sepan ni ellos mismos. De momento dejemos que Copacabana siga rodando por las carreteras españolas. Esas carreteras que le van a llevar a Madrid como destino final para hacer un cierre por todo lo alto el próximo 25 de febrero en el WiZink Center (Agotado). Porque este álbum se lo merece. Ese día todos bailaremos hasta que todo acabe. Y será un final feliz. El final que este disco se merece.

Foto vía: https://3milsonidos.files.wordpress.com/2015/10/dsc_0139.jpg