Rufus T.Firefly son un milagro

Madrid viaja al corazón de una Magnolia al ritmo de la psicodelia de Rufus T.Firefly

Hay conciertos y conciertos. El de Rufus T.Firefly el pasado sábado en Madrid era de esos que se esperan con ansias. De esos que se hacen cortos. En los que podrías quedarte a vivir eternamente. Y al acabar, volverías a retroceder en el tiempo para encontrarte de nuevo frente a ese escenario con el telón bajado minutos antes de que empezaran a sonar los primeros acordes de ‘Tsukamori’. Fue uno de esos conciertos que te reconcilian con la música. De los que sales envuelto en felicidad, y ya no puedes parar de tararear las canciones. Canciones que ahora suenan en bucle dentro de un vinilio.

No era la primera parada en la presentación de Magnolia. Ni si quiera en Madrid, pues ya habían interpretado algunas de sus nuevas canciones hace meses en la capital. También habían recorrido otras ciudades, e incluso conquistado uno de los primeros festivales de la temporada. Pero el concierto del pasado 22 de abril en la sala Ocho y Medio, era su puesta de largo.

Nadie quería (ni debería) perderse a Rufus T.Firefly. Las ganas de poder saborear en directo la potencia de los temas incluidos en Magnolia eran máximas, y las expectativas que había puestas sobre ellos eran demasiado altas, pero no solamente pudieron con ellas, sino que las superaron. Ya en los días previos una pregunta rondaba por Madrid, (y nada tenía que ver con ‘el clásico’): “¿vas a Rufus, no?”. Así, sin dar opción a que existiera la posibilidad de que alguien pudiera faltar a esta cita. Quizá por esto no resultó raro que una legión de fieles, de los de antes y de los que se han convertido con su último trabajo, inundaran todos y cada uno de los huecos de la sala.

“Os deseamos a todos un buen viaje. Venimos desde Aranjuez con amor”. Así daba la bienvenida Víctor Cabezuelo (voz, guitarra y sintetizadores) tras haber hecho entrar en calor a los allí presentes con las primeras canciones. ‘Tsukamori’, ‘El Halcón Milenario’, e ‘Incendiosuicida’ (incluida en Ø), daban el pistoletazo de salida a este esperadísimo concierto.

Y en ese viaje, fuimos poco a poco llegando hasta el centro del corazón de Magnolia -sin que faltaran temas de sus discos anteriores Ø y Nueve- guiados por su rock alternativo y psicodélico, adentrándonos en los ritmos eléctricos de ‘··0··’, la extrema belleza de ‘Nebulosa Jade’, o la envolvente ‘Última noche en la Tierra’. Pero además, homenajearon a los Beatles con ‘Lucy in the sky with diamonds’, quienes de una manera poco evidente están presentes en su último álbum. Y el silencio se adueñó de la sala cuando Víctor se puso tras el teclado y cedió su lugar a la espectacular voz de Alice Wonder, para interpretar, sin necesidad de guitarras, ‘Canción Infinita’ (extraída de Nueve).

La fuerza instrumental y el juego de luces fueron los protagonistas principales de una puesta en escena en la que, sin embargo, el foco estuvo dirigido gran parte de la noche sobre Julia Martín-Maestro, quien, sentada tras la batería -que en esta ocasión pasó de ocupar la parte trasera del escenario para situarse en primera fila-, se adueñó del show, ofreciendo una lección magistral, con un ‘groove’ y una fuerza al golpear las baquetas que son de otro planeta. Capaz de atraer todas las miradas, aplausos y desencajar las mandíbulas de los allí presentes.

A su lado, justo en el centro, con una sonrisa permanente que le duró todo el concierto, Víctor consiguió conectar con el público desde el primer momento y transportarle, con su voz (y sus bailes), a ese mundo lleno de colores y trazos psicodélicos que se dibuja en las canciones de su último trabajo, a través de un recorrido en forma de alegato en defensa de la naturaleza, el arte y el amor. Elementos que confluyen en sus nuevos temas, y que sonaron todos y cada uno de ellos, sin excepción alguna, para deleite de los que desde la pista estaban siendo espectadores de un viaje que va a llevarles muy lejos.

Sobre el escenario, a ratos las canciones dejaban paso a las palabras de Víctor, quien demostró una verdadera lección de humildad, y terminó de ganarse a los que llenaban aquella sala. Recordó y agradeció el apoyo de todos aquellos que les habían acompañado durante los “muchísimos años de carretera”, desde antes de que todo se hiciera realidad, y entre ellos a muchos de sus compañeros de profesión. Sin olvidarse de los que esa noche habían ido allí para verles: “No sé por qué apoyáis a estos freaks, pero nos apoyáis. Y todo esto es gracias a vosotros”.

Pero todo lo bueno se acaba. Aunque antes de cerrar el telón, decidieron reventar el Ocho y Medio con dos de los temas más potentes del disco, Magnolia y Río Wolf. Y mientras todos enloquecían, invadidos por una especie de éxtasis colectivo del que sería imposible salir, aquello llegaba a su fin, y ese concierto, que había sido una especie de prueba de fuego para los de Aranjuez, dejaba claro que Rufus T.Firefly son un “puto milagro”.

Fotos vía: JanethePlanet


Jacobo Serra 3.0

Jacobo Serra ficha por Warner y anuncia que su nuevo disco será íntegramente en castellano

 

Así es. Jacobo Serra ha fichado por Warner Music y ha anunciado a través de su cuenta de Instagram que su nuevo y tercer álbum de estudio ya está grabado, y que será íntegramente cantado en español, todo lo contrario a sus primeros trabajos (Don't Give Up e Icebergs), ambos cantados en inglés, y con los que el cantautor albaceteño logró cosechar grandes éxitos. Logros que le han llevado a fichar este año 2017 por Warner y a unirse también a la familia de Pink House Management como agencia de contratación. "Un súper lujo contar con ellos como oficina", dice el cantante en sus redes sociales.

El disco, que verá la luz el próximo 29 de septiembre, lleva el sello de Juanma Latorre como productor del mismo. Y será a finales de mayo cuando podamos escuchar el primer adelanto del nuevo y tercer trabajo de Jacobo Serra, que ha apostado en esta ocasión por el idioma de nuestro querido Hidalgo de la Mancha, Don Quijote, el español.


Un año de la muerte de Prince

Mito dentro de la música negra y un artista especialmente innovador en los años 80 por su fusión de rock, pop, funk, soul y R&B. Esta podría ser una pequeña introducción del genio musical, Prince.

Un año después de su inesperada muerte, el genio de Mineápolis sigue presente con el lanzamiento de canciones inéditas, homenajes, publicaciones de biografías y hasta un disco póstumo que ha sido bloqueado el lanzamiento por asuntos de herencia. (Un disco del que ya hablamos en otra ocasión)

Puede que todo esto sea bastante contradictorio en relación a la vida que llevaba Prince. Una persona muy hermética en cuanto a su vida personal. Con un férreo control de su obra, al que nunca le gustó la idea de que su discografía estuviera ampliamente disponible en internet.
Hacía que todos sus productores e ingenieros de sonido firmaran un acuerdo que estipulaba que todas las canciones y grabaciones pertenecían única y exclusivamente al músico.

Un año de su muerte, nos ha dejado un bombardeo de revelaciones sobre su fallecimiento. Su discografía completa en plataformas como Spotify o la publicación de temas inéditos. Incluso el lanzamiento de un disco, “Deliverance”, que se ha visto frenado por la denuncia de los administradores del patrimonio de Prince a Ian Boxill, ingeniero y productor que había colaborado en las canciones del EP.

Además, en el mes de junio se comercializará una reedición especial de "Purple Rain”, que incluirá "dos álbumes increíbles de música inédita de Prince y dos conciertos completos en vídeo", de acuerdo con la publicidad de la discográfica Warner.

La sombra de Prince parece que nos acompañara siempre. Nosotros nos quedaremos con el poder de su voz. Autor de 39 discos de estudio, Prince está considerado como uno de los principales renovadores de la música popular contemporánea.
Heredero de la tradición musical negra. Hipersexual, ambiguo, mestizo y siempre atento al espectáculo, fue uno de los músicos que más y mejor combinó sus diferentes facetas creativas sobre el escenario: guitarrista virtuoso, cantante apabullante y bailarín notable.

Su mezcla de funk, disco y pop reventó las pistas de baile en los 80. Ganador del Globo de Oro y Oscar a mejor canción por “Purple rain”. Un ambicioso proyecto que dejaría un disco para la historia de la música. Con himnos como Let's Go Crazy, When Doves Cry o la propia Purple Rain, una balada de arrepentimiento grabada en directo en Minneapolis.

Podríamos destacar que consiguió abrir al público blanco ritmos y sonidos negros que hasta entonces apenas habían salido del gueto.

Todo un icono músical que se despidió hace un año, pero que nos dejó grandes temas que no pasaran de moda.


“Deliverance”, el primer disco póstumo de Prince

Prince (1958) fue uno de los grandes iconos pop de la música. Un artista innovador. Durante su carrera publicó 30 álbumes en los que mezclaba elementos de jazz, funk, R&B, disco y rock en un estilo propio que le catapultó al éxito. Este viernes, coincidiendo con el primer aniversario de su muerte, se publica el disco póstumo “Deliverance”.

Un álbum compuesto por seis temas inéditos que el artista escribió y grabó entre 2006 y 2008, junto a Ian Boxill

Fue el propio Boxill quién completó las canciones y las mezcló. La primera canción, Deliverance, es una mezcla de ritmos gospel con un poco de soul y blues, que potencian el poder de la voz de Prince.

El disco ya puede comprarse a través de plataformas digitales, como iTunes. Además a través de SoundCloud puede escucharse la primera canción del disco o haciendo click aquí.

Una buena noticia para los fans del genio de Minneapolis que pensaron que no volverían a escuchar su voz potente y su particular manera de saber combinar estilos.

“Deliverance”

  1. Deliverance
  2. I Am
  3. Touch Me
  4. Sunrise Sunset
  5. No One Else
  6. I Am

Foto vía: indiehearts.com


Suena Rufus T Firefly, una previa perfecta para una puesta de largo bien merecida

Suena Rufus T Firefly en los conciertos de Radio3, una previa perfecta para una puesta de largo bien merecida

 

Rufus T Firefly afronta una de las semanas más importantes desde sus inicios. El grupo, liderado por Víctor Cabezuelo (voz, guitarra y teclados) y acompañado por Julia Martín-Maestro (batería), Carlos Campos (guitarra), Rodrigo Cominero de Sonograma (teclados) y Miguel de Lucas de Mucho (bajo) se presentan este sábado 22 de abril en la sala Ochoymedio Club de Madrid para presentar en directo su último trabajo, Magnolia. Un disco que, con carácter propio y mucha personalidad, ha sido muy bien recibido tanto por la prensa como por el público y que desde ayer, con los conciertos de radio3, hemos podido comprobar cómo suenan estas canciones en directo. Una previa perfecta para ir entrando en materia de cara al concierto que ofrecerán los Rufus este próximo sábado en Madrid. (entradas aquí: ticketea)


Nace Bull Music Festival en Granada, un nuevo concepto de festival

Si de algo ha pecado (y peca) nuestra escena musical es de división. Los festivales nacen y mueren orientados siempre hacia un mismo género, sin apostar por la diversificación. Para hacer frente a esto nace el Bull Music Festival, un evento que intenta seguir muy de cerca las huellas que dejó en el camino el mítico Espárrago Rock.

El festival tendrá lugar el día 3 de Junio en Granada y se nos presenta con su cartel ya cerrado. En su primera edición, el Bull contará con Loquillo y Estopa a la cabeza del elenco, acompañados de muchos más artistas de la talla de la Mala Rodríguez, Lagartija Nick o The Zombie Kids. Además, la escena emergente granadina también estará presente en todas sus formas posibles: desde el ska-punk de Carmencita Calavera hasta el lado más pop, capitaneado por D´Baldomeros.

El slogan que nos lanzan es, cuanto menos, atractivo. “Sol, cervezas frías, buen rollo y la mejor música”. La ubicación del recinto está pensada para llegar a pie o en transporte público, punto a favor para ese “buen rollo” ya que el público podrá despreocuparse y disfrutar sin más de la extensa carta musical que el próximo 3 de Junio se nos ofrece.

Las entradas ya han salido a la venta. Puedes conseguir la tuya aquí

www.bullmusicfestival.com

Si quieres bailar, escuchar clasicazos de toda la vida y dar la bienvenida al verano como es debido, no puedes faltar a la primera edición del Bull Music Festival.

Puntos de venta online:

Puntos de venta físicos:

  • Discos MARCAPASOS (Calle Duquesa, Granada)
  • Discos BORA BORA (Plaza de la Universidad, Granada)
  • LA LOLA Granada (Calle Gracia, 7,  Granada)
  • Correos
  • Carrefour

Mahou y Mad Cool te traen a Cannibals en directo

Cannibals será el primer grupo en abrir el ciclo de tres conciertos que Mahou y Mad Cool llevarán acabo en Madrid los días previos al festival

 

Tal y cómo anunciábamos el pasado mes de marzo, Mad Cool Festival se alía con Mahou para impulsar la música en directo en la ciudad de Madrid más allá de los tres días de festival, que se celebrará los próximos 6, 7 y 8 de Julio de 2017.

Fruto de este acuerdo nace Escenarios Mahou & Mad Cool, un ciclo de tres conciertos únicos en míticas salas madrileñas que servirán como aperitivo antes de dar la bienvenida a la segunda edición del festival.

La primera cita será el próximo 19 de abril con el concierto de Cannibals en la Sala Siroco. La joven banda madrileña fue una de las 10 seleccionadas para actuar en Mad Cool 2017 gracias al concurso de nuevos talentos Mad Cool Talent, donde resultaron los más votados por el público.

Si no puedes esperar más a que llegue Mad Cool 2017 esta es tu oportunidad para ir abriendo boca.

¡Comprar entradas aquí!


Así está el cartel del Mallorca Live Festival 2017


El cartel de la edición 2017 de Mallorca Live Festival queda cerrado con la esperada incorporación de diez nuevas bandas y djs de las Islas Baleares, a quienes se unen también los sevillanos Maga.

The Prussians, Rumba Katxai, Escorpio, Tato, Martin Tawler, Manu Sánchez, Yoyo Banana, Zulu Zulu, Enric Ricone y Salvatge Cor son los nuevos artistas para la segunda edición del festival, que se llevará a cabo el 12 y 13 de mayo en Calvià, y que tendrán la oportunidad de compartir escenario con nombres nacionales e internacionales como Placebo, Lori Meyers, The Martinez Brothers, Chambao, The Charlatans o La Mala Rodríguez, entre otros.

A todos ellos se sumarán, además, los seleccionados en el concurso de bandas Mallorca Live Talent, en el que más de medio centenar de artistas emergentes han competido para lograr la posibilidad de mostrar su directo ante el público del festival. Los ganadores se darán a conocer tras una gran final que se celebrará el próximo sábado 15 de abril en la sala Es Gremi de Palma de Mallorca.

Maga (a quienes tuvimos la suerte de entrevistar hace unas semanas) son uno de los nombres imprescindibles dentro del pop español independiente desde que debutaron en 2002 con su “álbum blanco”, que no llevaba título en la portada pero que pronto se volvió familiar para todos gracias al inolvidable single “Agosto esquimal”. A partir de entonces su fama y su reputación no paró de crecer, gracias a una discografía cargada de profundidad lírica y musical, y sobre todo de canciones emocionantes. En 2011 su carrera se interrumpió, pero acaban de regresar con “Salto horizontal” (2017), un disco tan inesperado como inspirado, que sin duda les empujará a recuperar su puesto en el panteón del indie estatal, y que presentarán por primera vez en las islas en la próxima edición de Mallorca Live Festival.

Los recién anunciados djs de referencia del panorama Balear con los que contará el evento son Martin Tawler, Manu Sánchez, Enric Ricone y Tato, mientras que The Prussians, Rumba Katxai, Escorpio, Yoyo Banana, Zulu Zulu y Salvatge Cor son los grupos de las islas que actuarán en el festival. A lo largo de las dos jornadas, en las que se podrá disfrutar de más de 20 horas de música en directo en dos escenarios simultáneos, esta decena de artistas dejarán patente la calidad y la variedad de la música de los proyectos de la zona. Además, Mallorca Live Festival albergará otras propuestas artísticas alternativas, como muestra de Street Art, Artes Visualesmzona Chill Out; y completará la experiencia –que promete muchas más sorpresas- con una zona de Food Trucks de gastronomía balear e internacional.

¡COMPRAR ABONO!


Manel, ¡Que suba la serotonina!

El sol y el buen tiempo han llegado a la capital. El miércoles pasado, uno a uno fuimos llegando al número 11 de la calle Barceló de Madrid, aunque esta vez no estábamos morenos, pero si habían crescut més d’un pam. Mientras escuchábamos sus aventuras de países lejanos fuimos tirando hacia la Sala Ocho y Medio. Que llegara el 29 de marzo nos costó tanto o más como trepar por la espalda de la chica de Aniversari, pero desde luego escuchar la percusión que daba paso a Les Cosines hizo que la serotonina que desprendimos fuera grandilocuente. Un segon, dos segons, tres, quatre… i cinc.

Entró en el escenario l’home amb el nas gros, acompañado de su banda y con una aparente tranquilidad -pero sin traje- empezaron a tocar algunos de los temas principales de Jo Competeixo. Estas canciones, que siguen deleitando al público con las historias metafóricas, no importaron estar en catalán, pues la música tiene un lenguaje universal. Así es que Les Cosines fue la luz verde, seguida de otras como BBVA. Empezaron a sembrar la adrenalina de estar en la Sala Ocho y Medio Club.

La sala estaba abarrotada de gente. Se creó enseguida un ambiente familiar, en la que los que veranean en Salou y los catalanes que vivimos en Madrid compartimos uno de los mejores momentos de 2017. Tuvimos que pensar que íbamos a sacrificar a canvi para estar allí.

Durante el concierto tuve al lado a mi amiga Teresa, que curiosamente fue quién me dio a conocer Teresa Rampell -gracias- pero la sangre catalana y el disfrute de poder pronunciar el català amb un accent ben marcat hizo que gozáramos todavía más. Guillem, ¡qué letras! ¡Entre las luces apagándose y volviendo el público exclamaba que “m’agraden les vostres festes, m’agrada el vostre estil”! Fue bastante espectacular que tratándose de otro idioma el público cantara a una sola voz vuestras canciones.

Desde mi posición, a la derecha del escenario, con vistes privilegiades, sintiendo l’eternitat al nostre davant. Dos amigos, de origen madrileño, deseaban impacientes cantar “las típicas”, los “grandes hits”: Boomerang, Sabotatge, Serotonina. Sí, se las habían estudiado. Cruzaban miradas esperando a que se iluminaran la sala, y al final entre esos arreglos electrónicos incorporados en las nuevas melodías de Manel la sala estalló con bailoteos, subiendo la fiebre, la pedra de la bogeria había brotado. Pablo y Natuca se decían “soy tuyo, tú eres mío, no te escaparás”. Teresa seguía sonriendo, sin entender la letra, aquellas notas la habían cautivado y disfrutaba. ¡Pujava la serotonina! Aburrido de ese espectáculo vino Jordi, que era mayor, y nos dijo que nos echáramos atrás, “deixeu-me un tir colla de matats”. Enfocó con càmares de retratar, y una voz comentó por detrás “què bé que están”. Desde luego pudo capturar con éxito el momento. Lo mejor del concierto fue poder grabarle a mi madre Ai, Dolors, pues así es como se llama. Ya le había dicho que iría más tarde a Girona, cap al tard… Pero se lo grabé por si acaso. ¡Sostenía el dedo en el botón de audio para poder registrar cada chá, chá, chá! Y, sin embargo, Natuca y Pablo fueron llevados per la pedra de la bogeria de nuevo: los gritos de serotonina que soltaron marcaron un cierre en alto, un clímax inesperado, en esa nota de audio. Estuve a punto de decirles que sou massa joves per tenir res massa clar, pero no es así. Recordaremos con mucho cariño ese concierto, en el que tuvimos que abrirnos paso hasta el escenario, pero prometemos que mereció la pena.

Llevo escuchando conciertos de Manel desde 2010, cuando todavía tocaban gratis en playas de la costa catalana, pero pagaría el precio que fuera por volver a un 29 de marzo como ese.

@grupmanel anoche presentando su último disco, Jo Competeixo. ??????

Una publicación compartida de Jorge ن (@jorgegordom) el


Sobre El Penta Aniversario o cuando la buena música nunca muere

Texto: David Cuero

La semana pasada estuvimos en el WiZink Center de Madrid celebrando el 40 aniversario del Penta. El mítico pub consiguió reunir en el mismo cartel a muchos de los músicos que lo popularizaron en la movida, así como a nuevos artistas de la talla de Zahara, Lori Meyers o Miss Caffeina. Todos ellos rindieron homenaje con sus canciones a uno de los templos de la música popular española, ofreciendo un espectáculo cargado de momentos emotivos e irrepetibles.

La primera escena fue sobria pero imponente: sólo un hombre y un piano de cola. Teo Cardalda abrió la noche con Malos Tiempos Para la Lírica, justo antes de homenajear a Antonio Vega versionando uno de sus clásicos, Una Décima de Segundo. Finalmente, Teo invitó a María Monsonis al estrado e, invocando el espíritu de Cómplices, se despidieron con Es Por Ti.

Así comenzó la ráfaga de estrellas que esa noche cruzaría el escenario del Palacio de Deportes. El primer bloque de conciertos quedó a cargo de Rubén Pozo con Margot, Bernardo Vázquez (The Refrescos) recordándonos que “Aquí no hay playa” y Alejandro Díez interpretando un par de temas de Los Flechazos.

Los presentadores de la gala, Virginia Díaz y Pablo Carbonell, dieron paso a los granadinos Lori Meyers, que tocaron en acústico sus canciones más sonadas: Siempre Brilla el Sol, Luces de Neón y Emborracharme. Después, tren de vuelta a los 80; Los Pistones tomaron posición y abrieron su set con El Pistolero.

El siguiente bloque fue uno de los picos de este macro concierto. No podía ser de otra manera: Nena Daconte, La Habitación Roja y Danza Invisible pusieron a bailar a los varios miles de asistentes que se debatían entre la euforia y la nostalgia. Tras escuchar algunas canciones de Ilegales, Los Nikis y Siniestro total, llegamos al momento más solemne de la noche. La pantalla situada a la derecha del escenario se encendió mostrando los rostros de cada uno de los personajes de la movida que nos habían abandonado a través de los años. Como fondo de este obituario, Basilio Martí interpretó al piano Una Décima de Segundo en versión instrumental.

Así llegamos al ecuador del sueño, momento para que Miss Caffeina reventara el Palacio y Seguridad Social lo terminara de hundir. Mira Cómo Vuelo, Ácido, Chiquilla y Quiero Tener Tu Presencia sonaron seguidas, así, sin anestesia ni nada. Teníamos que relajarnos un poco sin perder la pasión y de eso se encargaron Jaime Urrutia (Gabinete Caligari) y Sean Frutos (Second). Fue entonces el momento de la reina de la noche, Zahara. Como esperábamos, la “Santa” tocó Lucha de Gigantes, otro capote a Vega que, esta vez, hizo enmudecer al respetable.

Los últimos compases de la noche quedaron a cargo de Tam TamGo (con sus Espaldas mojadas) y Ariel Rot, aperitivos de lujo para dar paso a uno de los dioses del Rock and Roll madrileño. Hablamos de Johnny Cifuentes, el vocalista de Burning. Armado con su habitual botella de sidra, sacó por nuestras caderas toda la fuerza que nos quedaba y puso punto final al concierto.

Aunque en general todo estuvo bastante bien planteado, quizá el recinto debía haber sido La Riviera (como estaba previsto) y no el Palacio de Deportes ya que, aún con las gradas cerradas y el reservado para zona vip ocupando las primeras filas, se observaban muchos huecos entre el público de pista.

El mensaje a extraer de este concierto es claro: la buena música nunca muere. Aunque se vayan los grandes, aunque las radios se envenenen con los nuevos ritmos comerciales, aunque las multinacionales compren la voluntad de nuestros artistas, siempre resistiremos. Los jóvenes valores que han bebido del néctar de la movida, hoy forman parte de bandas respetadas y consolidadas… Y el círculo nunca termina de cerrarse. Desde Música Ilustrada deseamos larga vida a todos aquellos locales que, como el Penta, han luchado y lucharán por nuestra cultura, uno de los tesoros más grandes que podemos poseer.